martes, 4 de octubre de 2011

NARANJAS:PROPIEDADES Y RECETAS


La Naranja y sus Propiedades Curativas
 El ácido cítrico constituye un magnífico fármaco natural. Una cura de naranjas de tres días puede conseguir milagros en los trastornos digestivos, jaquecas o procesos reumáticos. Su gran riqueza en vitaminas y en oligoelementos la convierten en la mejor aliada contra el estrés y la depresión.
La naranja incluye diferentes sustancias que contribuyen a mejorar el buen estado del organismo. Entre ellas destacan el calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasa, sosa y las vitaminas. En concreto, el calcio facilita el desarrollo de los huesos en los niños. El fósforo es sumamente necesario en casos de estrés, personas nerviosas y en las intoxicaciones. El hierro ayuda a la hemoglobinización de la sangre.

El magnesio sobreexcita el peristaltismo intestinal, combatiendo el estreñimiento. La potasa actúa como depurativo y disuelve las grasas. La sosa, estimula el jugo pancreático, activa el proceso digestivo gastroduodenal, acciona la secreción clorhídrica y, junto con el ácido cítrico, disuelve el ácido úrico. Es muy beneficioso para las glándulas suprarrenales. La naranja posee también vitaminas A, B, G y, sobre todo, C.
 Los cítricos y, en especial, las naranjas, constituyen la solución perfecta a la hora de combatir muchos estados patológicos pero también para mantener el buen tono vital cuando se goza de salud. El ácido cítrico, que es oxidante, depurativo, desinfectante y microbicida, estimula la eliminación de todas las sustancias que no se han metabolizado y que reposan en los distintos órganos. 





Además, su abundancia en sales minerales equilibra las dosis de nutrientes necesarios para el organismo.

No sólo corrige las secreciones anómalas de ácido clorhídrico. También actúa como analgésico en los dolores de estómago ?cuando se suministran las dosis adecuadas-, fortifica los músculos estomacales, desinfecta y disuelve los residuos acumulados y facilita las secreciones necesarias para realizar la digestión.
Los mismos efectos de limpieza y estimulación se producen en el hígado y páncreas, cuya contaminación por acumulación de grasas es la causa más frecuente de diversos trastornos, como dolores de cabeza y mareos. La vejiga- e incluso la próstata- se beneficia del consumo de este cítrico que, por sus propiedades diuréticas, facilita la eliminación de esas sustancias que se van depositando.
También se utiliza como terapia de los cálculos del riñón, por lo general con muy buenos resultados, de los que salen beneficiadas las glándulas suprarrenales. Pero sobre todo, la naranja ayuda a combatir el estreñimiento. Sus fibras de celulosa facilitan los movimientos peristálticos necesarios para que se produzca la expulsión de las materias de deshecho. La naranja, además de provocar la expulsión, limpia el tracto intestinal y destruye la flora microbiana patógena del colon con una eficacia superior a la de los laxantes químicos e incluso a la de los poderosos yogur y kefir.

La temporada de la naranjas es muy dilatada. Desde que aparece en octubre la más temprana hasta que en julio termina la más tardía, se turnan diecisiete variedades de naranjas y mandarinas que proporcionan excelentes oportunidades de suministrar al cuerpo la cantidad suficiente de vitamina C, necesaria para afrontar las gripes, catarros y efectos de la contaminación de invierno.

A la naranja se la considera la fruta reina de los meses fríos. Las de zumo suelen ser más ácidas que las naranjas de mesa. Junto a mandarinas, limones y pomelos es una de las producciones más significativas de la agricultura.
Con ella se pueden elaborar numerosos platos: ensalada de endibias a la naranja; omelette a la naranja; helados; sorbetes, etc.

Siempre que se ralle una cáscara de cítricos, no se debe incluir la parte blanca ya que amarga bastante.

Si una naranja estuviese un poco seca, es aconsejable sumergirla en agua templada unos minutos. De esta forma se conseguirá extraer todo su zumo. La piel se desarrugará un poco pero, quizá, no esté en condiciones de ser rallada. Las salsas de naranja que acompañan carnes o pescados se pueden endulzar con azúcar moreno. Le dará un color más dorado
La mayoría de la gente comienza a concienciarse de lo saludable y necesario que es llevar una dieta equilibrada en donde la fruta esté muy presente. La dieta mediterránea incluye la fruta, y entre ella, los cítricos como piezas esenciales.
Una época del año en la que se recomienda de forma especial hacer uso de los cítricos -naranjas, limones, mandarinas, pomelos- es el invierno, coincidiendo con su tiempo de maduración y mayor excelencia en la calidad de sus vitaminas. Es precisamente la vitamina C, cuyas concentraciones se encuentran en gran medida en los cítricos, la que conviene tomar en cantidades generosas de cara al invierno, ya que ayuda a combatir los catarros tan típicos de estas fechas.
Está demostrado además, que la ingestión de alimentos que contengan vitamina C, fibra y minerales, como es el caso de los cítricos, tiene efectos beneficiosos para mantener el bienestar general de la persona. Hay quienes prefieren, y con razón, antes que las típicas pastillas solubles de vitamina C concentrada, tomar una cantidad elevada de cítricos en estas épocas, ya sea naranjas crudas o zumos, mandarinas o zumo de pomelo por las mañanas.
Esta es una forma sana y natural de combatir los incómodos catarros que en estas épocas otoñales y de invierno parecen no salir de las casas. Tampoco hace falta que la cantidad de cítricos que se ingieran al día sea tremenda, hay médicos que recomiendan un solo zumo diario, preferiblemente por las mañanas. Para los más arriesgados queda el tomarse un zumo de limón rebajado en agua, con o sin azúcar, contiene unas tremendas propiedades antioxidantes y depurativas.
Esta es una recomendación que hacen la mayoría de los médicos, para quienes es esencial tomar cada día un zumo de naranja recién exprimida, ya que así este conserva mejor todas sus vitaminas, en especial la vitamina C con un alto valor antioxidante. Otra de las propiedades de esta vitamina es que ayuda a que se reparen mejor las fisuras de los huesos.

Otras propiedades Pero, además de estas propiedades anticatarrales, los cítricos están catalogados como beneficiosos para ayudar a combatir otras enfermedades. Cientos de estudios han llegado a la misma conclusión: los nutrientes que se encuentran en la fruta de este tipo, ya sea ingerida cruda o en zumos, juegan un papel muy importante en la reducción de riesgo de padecer cáncer y enfermedades del corazón.

Los cítricos son también esenciales en una dieta para equilibrar el peso. Son una fuente natural de potasio y sodio. Las investigaciones llevadas a cabo demuestran que realizar un ejercicio regular e ingerir una dieta con alto contenido de fruta y vegetales y pobre en grasas, contribuye muy positivamente a mantener un peso saludable.

 EXQUISITAS RECETAS CON NARANJAS
·        OMELETTE DE NARANJAS, PARA PROSTITUTAS Y RUFIANES  (Receta medieval aragonesa)

Ingredientes PARA CUATRO PERSONAS:
·         6 huevos
·        2 naranjas
·        1 limón
·         2 cucharadas de azúcar
·        2 cucharadas de aceite de oliva
·        sal
Elaboración: Exprime las naranjas y el limón. Bate los huevos, agrega el jugo, el azúcar, y sal a gusto, y cocina el omelette en aceite de oliva, como una vulgar tortilla a la francesa. Se sirve caliente.
La receta tiene su auténtica historia: Johannes Bockenheim (o Buckehen) era el cocinero del Papa Martín V y en la década del 1430 escribió un libro de cocina, corto pero original, recientemente editado por Bruno Laurioux. Este alemán, quien vivía en Roma, escribía como un profesional, con brevedad telegráfica y poco detalle; sin embargo, era especialmente cuidadoso en especificar el consumidor a quien estaba orientada cada receta, fichadas según clase social -desde prostitutas a príncipes- o según nacionalidad: italiano, francés, alemán de cualquier provincia, y así en adelante.
No vemos por qué este omelette, que no contiene carne ni más condimento que el azúcar, debería ser particularmente adecuado para bribones. Es la carne en llamas  por los condimentos la que inflama la carne, decían los clérigos de la época. Este omelette puede ser paladeado sin correr el riesgo de caer en deslices morales. Ya que las naranjas medievales serán más bien ácidas, sugiero una mezcla de naranjas y limones. El azúcar y la acidez del jugo evitan que los huevos se fijen totalmente, así que ésta es más bien una crema tipo natillas, que puede ser un inusual y muy placentero postre.

·        GALLETITAS DE NARANJAS

 Bañadas con glasé, estas galletitas son fáciles de hacer y muy rendidoras.
Porciones: 80 unidades
Ingredientes:
Para la masa:
Manteca 200 Gr.
Azúcar 150 Gr.
Huevos 150 Gr. (3 unidades)
Cáscara de naranja 100 Gr.
Harina 400 Gr.
Fécula de Maíz 100 Gr.
Para el glasé de naranja:
Azúcar 500 Gr.
Jugo de naranja 200 Cc.
Azúcar Impalpable 250 Gr.
Jugo de limón 20 Cc.

 Masa: mezclar en un bol la manteca, los huevos y la cáscara de naranja, picada bien chica. Reservar.

Realizar una corona con la harina y la fécula previamente tamizadas. Agregarle en el centro, el azúcar y la preparación de manteca y huevos.
Unir los ingredientes con espátula. Mezclar hasta lograr una masa uniforme.
Llevar al frío y luego, estirar la masa hasta dejarla de 5 mm. De espesor.
Cortar las galletas con moldes de 4 cm. de diámetro y estibarlas en placas para horno enmantecadas, dejando 1 cm. de espacio entre c/u.
Cocinarlas a 180ºC durante 9 a 10 minutos.
Glasé: hervir el azúcar con el jugo de naranja hasta llegar a los 116ºC. Luego retirarlo del fuego. 
Agregarle el jugo de limón y el azúcar impalpable y revolver hasta que se mezclen bien.
Colocar las galletitas sobre una rejilla y verter con un cucharón el glasé caliente sobre las mismas. Dejar secar y servir.

·        LICOR DE NARANJA CASERO
INGREDIENTES:
4 Naranjas medianas
1 Taza de agua
1 1/2 Tazas de azúcar
2 Tazas de ron
Con un pelador de vegetales, o un cuchillo pequeño muy filudo, saca tajadas muy delgadas y sin la parte blanca, de la cáscara de naranja. Exprime el jugo de las 4 naranjas, sino te sales 2 tazas de jugo agrégale agua hasta completar las 2 tazas. En un perol o en una olla mediana combina el jugo de naranja, la cáscara y el azúcar. Hierve esta mezcla apenas suelte el hervor baja el fuego a "bajo" y déjalo destapado por 5 minutos.
Enfría la mezcla. Echa en un recipiente de vidrio grande y con tapa, échale el ron y revuelve. Déjalo 3-4 semanas a temperatura ambiente. Cuélalo a través de un lienzo o liencillo, échalo en botellas o frascos hervidos con tapas hervidas, siempre es mejor esterilizar los recipientes para que no vayan a tener cuerpos extraños, puedes poner el liencillo dentro de un embudo común para mayor facilidad.

 ·        CASCARITAS DE NARANJAS CONFITADAS

Un bocado delicioso para aprovechar la época de cítricos, se pueden hacer con cáscaras de pomelo, limón ó limas (limoncitos verdes). Solo requiere un poco de paciencia y respetar los tiempos, el resultado rico, rico!!!
Cuando las preparo, a la mitad de las cáscaras las corto en juliana (más finitas) y después las conservo en el almibar para decorar postres, en esta opción podrán mezclar las cáscaras de pomelo, naranja, limón y lima.
Otra forma de aprovechar la época de cítricos es cortarlos en FINAS RODAJAS, pasar cada una por un almibar liviano, acomodarlas sobre una placa de silpat y llevarlas a un horno super mínimo hasta que se deshidraten, ideales para decorar tortas.
INGREDIENTES
5 naranjas
400 grs. de azúcar
300 ml. de agua
sal gruesa
Pelar las naranjas (con un pelapapas es ideal), con ayuda del cuchillo tratar de quitar la mayor parte blanca. Cortar la piel en tiras del mismo tamaño de 5 ó 6 cm. de largo por 1/2 cm. de ancho.
Colocar las cáscaritas cortadas en una cacerolita con agua fría y una cucharada sopera de sal gruesa. Llevar a hervor, colar y volver a poner agua fría, sin sal, cuando rompe hervor, volcar las cascaritas dejarlas 1/2 minuto mientras hierven CADA VEZ, repetir este procedimiento 5 ó 6 veces más, este proceso es importante para quitarles el gusto amargo.
En otra cacerola de fondo grueso colocar el azúcar con el agua (reemplazo la mitad del líquido por jugo de naranja), volcar las cascaritas y cocinar A FUEGO MUY BAJO, sin que hierva, durante una hora, las cáscaritas deben quedar transparentes. Retirar del fuego y dejarlas dentro del almibar hasta que baje la temperatura.
Una vez tibias, acomodarlas separadas una de otra sobre una rejilla para que escurran el exceso de almibar.
Pasado este tiempo SE PUEDEN BAÑAR CON UN BUEN CHOCOLATE COBERTURA ó pasar las cacaritas (de a 4 ó 5) por azúcar común hasta que queden bien recubiertas del mismo como se ve en las fotos. Dejar secar a temperatura ambiente sobre una rejilla, si siguen muy húmedas, rebozar nuevamente por azúcar y volver a secar.
Ideales para acompañar un té ó un cafecito.

  • MERMELADA DE NARANJAS

 Hay pocas mermeladas que requieren de una cierta técnica para lograrlas en plenitud, una de ellas es la Mermelada de Naranja, en nuestra columna semanal con recetas decidimos dar el dato, pues es temporada de naranjas en casi todo el mundo.

 Utilizaremos para hacer nuestra mermelada un par de kilos de naranjas y un limón. Al limón y a la mitad de las naranjas, le quitaremos la corteza, seguidamente esta corteza la cortaremos en juliana y las introduciremos en una olla con ½ litro de agua hirviendo.

 Deberás dejar cocer la piel de las naranjas y el limón unos 10 minutos, entonces lo retiras y vacías el agua, vuelve a introducir agua en la olla y vuelve a cocer con la piel de los cítricos unos minutos más, después, las escurres y reservas para su posterior uso. Ahora pelaremos todas las naranjas eliminando toda parte blanca existente y las cortamos a gajos.

 Haz esta operación dentro de un bol ya que así recogerás todo el zumo que suelten. Introduce en una olla ¾ de litro de agua y llévalo a ebullición, añade al agua un kilo y medio de azúcar, la piel en juliana que reservaste, los gajos de naranja y su zumo, y cuece todo el compuesto a medio fuego removiendo de vez en cuando durante 1 hora y media.

 La mermelada estará lista en ese tiempo y luego lo único que queda por hacer es envasarla.
  http://mar-todocaserito3.blogspot.com/2009/06/cascascaras-de-naranja-confitadas.html
  http://www.dietas.com/articulos/La-Naranja-y-sus-Propiedades-Curativas.asp#ixzz1ZpGqIka1

No hay comentarios:

Publicar un comentario