sábado, 26 de noviembre de 2011

EL BUDA DE LA MEDICINA


La función del Buda de la Medicina es liberar a los seres sintientes de las enfermedades físicas y mentales con sus bendiciones.
Su cuerpo de luz azul de sabiduría indica que es una emanación del poder de sanación de todos los seres iluminados.
Gracias a su práctica adquirimos un poder especial de cuerpo, palabra y mente que podemos utilizar para ayudar a los demás con acciones de sanación.

Bhaiṣajyaguru es el «Buda de la Medicina» o el «maestro de la Medicina».
  • Su nombre más formal es Bhaíshayia Gurú Vaiduria Prabhá (bhaíṣajya-guru-vaiḍūrya-prabhā), en sánscrito.
  • 藥師佛/薬師
  • Yàoshī en chino
  • Yakushi en japonés
  • 薬師瑠璃光如来 [Yakushirurikō nyorai] en japonés
  • Etimología: en sánscrito bhaíshayia: ‘curación, medicamento, ceremonia curativa’; gurú: ‘maestro’.

En ciertas formas de budismo Mahāyāna representa el aspecto curativo del buddha histórico Sakyamuni. Algunos budistas consideran los mantras de medicina de este buda muy poderosas y eficaces para curar heridas físicas igual que para purificar karma negativo.
En la iconografía tradicional, Bhaisajyaguru suele ser representado como un buda de color azul, que deriva del lapis lázuli, la piedra azul con diminutas vetas doradas que ha estado asociada desde tiempos inmemoriales con la sanación de los enfermos. Es probable que esta piedra haya estado relacionada con la curación desde el tiempo de los sumerios, pudiendo estar asociada con la leyenda de la diosa Inanna (Ishtar), que desciende al Infierno para resucitar a su hermano amante y retorna posteriormente. Según la leyenda, Inanna llevaba consigo un collar de lapis lazuli que la protegió contra todos los peligros en su travesía por el Otro Mundo y le permitió tomar los siete poderes de la curación.
El origen de Bhaisajyaguru como Buda de la Medicina es propia del budismo mahayana. Según la tradición mahayana, existen una infinidad de budas, bodhisattvas y otras deidades menores. Todos ellos representan los diversos aspectos de la naturaleza absoluta de Buda, tales como la compasión, el poder y la vacuidad. En este aspecto, el Buda de la Medicina recoge el aspecto de la sanación de los enfermos.
Cuando Bhaisajyaguru alcanzó la iluminación, descubrió que existen tres venenos que obtaculizan la realización de nuestro verdadero potencial: la ignorancia, el apego y la agresión. Estas tres condiciones enturbian nuestro pensamiento y nublan nuestra vista, por lo tanto, no logramos comprender la realidad de lo que ocurre en nuestro entorno ni logramos descubrir los verdaderos recursos que tenemos en nuestras manos.

En los templos budistas chinos que pertenecen a la Escuela de la Tierra Pura, encontramos en el altar principal tres budas sentados que encuentran colocados de derecha a izquierda en el siguiente orden: Bhaisajyaguru o el Buda de la Medicina, Sakyamuni o el Buda Histórico, y Amithaba o Buda de la Tierra Pura. Entre ellos, Bhaisajyaguru es el Buda de la Tierra Pura Oriental.
En chino, también se conoce a Bhaisajyaguru informalmente como el "Buda que concede longevidad y mitiga el sufrimiento". Se puede distinguir la estatua de Bhaisajyaguru por el tazón que lleva en su mano izquierda.
Bhaisajyaguru es conocido en chino como Yaoshi-fo, que literalmente quiere decir "Buda Maestro en Medicina". En Japón, se le denomina Yakushi; mientras que los tibetanos lo invocan con el nombre de Sangye Menla. Según la tradición popular, la recitación del Sutra del Buda de la Medicina, o la simple mención de su sagrado nombre es beneficioso para la salud.

Cuando el budismo mahayana se expandió desde China hacia Corea, Japón y los países del Sudeste Asiático, se benefició la salud pública en general de estos pueblos. Dentro de los monasterios budistas, o a través de los esfuerzos de los monjes, pronto aparecieron hospitales, centros para leprosos y dispensarios populares. Bajo el patrocinio abierto de la religión, tales instituciones no tuvieron mayores dificultades en obtener fondos, debido a que las enseñanzas de los monjes instaban a los devotos a hacer generosas contribuciones para demostrar su espíritu de compasión hacia el prójimo.
El poder curativo de la deidad es abarcador, cubriendo En realidad, la devoción hacia Bhaisajyaguru está más orientada a su poder como dispensador de la medicina espiritual, que dentro de la filosofía budista, acuerpa a todos los otros tratamientos para el recobro de la salud. Esta noción está muy relacionada con los principios que rigen en el Āyur-veda (sistema tradicional de la medicina india), que contempla la curación como un proceso que cubre los campos físico, psicológico y espiritual del paciente.
 
El Bhaíshyiarash sutra (Bhaíṣajya-rāja-sūtra: ‘aforismos del rey de la Medicina’) fue traducido al idioma chino durante la dinastía Jīn Oriental (317-420), con una completa relación de la deidad, su Paraíso y sus Doce Grandes Promesas. Posteriormente, el maestro tripitaka Xuánzàng , el monje de la dinastía Táng (618-907) que fue inmortalizado en la famosa obra literaria Viaje a Occidente, volvió a traducir el sutra con un contenido más adaptado a las costumbres chinas, lo que hizo fue adquiriese mayor popularidad. Esta versión más reciente se denomina Sutra del Maestro de la Curación (Bhaisajyaguru Vaidurya Prabhasa Tathagata), y es uno de los libros sagrados del budismo más ampliamente leído en el día de hoy.

Bhaisajyaguru es posiblemente el mejor ejemplo de la fusión de la medicina y la religión en el budismo. Hay que tener en cuenta que los mayores filósofos y santos del budismo mahayana eran, al mismo tiempo, grandes médicos que escribieron importantes tratados de medicina.

Por otro lado, dentro de la tradición del budismo tibetano, todos los conocimientos médicos tienen un origen sagrado y se les pueden atribuir a la sabiduría de los Bodhisattvas. Esto difiere mucho de la tradición occidental basada en el legado de Hipócrates.
Sin embargo, el Buda de la Medicina no es venerado solamente debido a sus poderes curativos. En vez, se procura que Bhaisayia Guru se convierta en el ideal de la naturaleza de Buda que debemos aspirar a alcanzar cada uno de nosotros. Se trata de una iluminación que puede ayudar a liberar al ser humano del sufrimiento físico y mental, y una forma de alcanzarla es a través de la meditación en torno al Buda de la Medicina, de manera que se pueda generar una enorme energía curativa para uno mismo y para la curación de los otros.
Pero, a pesar de su gran popularidad, son muy escasos los templos exclusivamente dedicados a Bhaisajyaguru o Buda de la Medicina. Los fieles que desean adorarle deben generalmente recurrir a un templo donde se encuentre su imagen.

Hay muchas maneras de ofrecer la gracia del Buda de la Medicina.
1. Sentate en posición meditativa y concentrate dulcemente en la intención mientras cantas el Mantra del Buda de la Medicina repetidas veces en múltiplos de siete. Siete es el número propio del Buda de la Medicina.
2. Dedica tu primer mantra al UNIVERSO o a todos los seres sensibles, antes de centrar la atención en un grupo o en una persona particular.
3. Crea un Altar del Buda de la Medicina.

Escribi los nombres de quienes estas pidiendo las bendiciones.
Pone los nombres encima del altar enfrente de la imagen del Buda de la Medicina y encende una vela. Canta el mantra al altar y a la llama. Deja que la vela se consuma sola. Guarda los nombres escritos y podés llevarlos a la India o a tu grupo de meditacion budista para quemarlos en una Ceremonia de Fuego Sagrado de la Buda de la Medicina.
4. Tambien es muy beneficioso formar un grupo para cantar el Mantra del Buda de la Medicina para bendiciones curativas. Incluso un grupo pequeño de dos o tres personas puede ser estupendo.
Tene en cuenta que la curación se manifiesta de varias maneras. Algunas son muy obvias y otras no lo son en absoluto.
Por ello, cantar este mantra, “svaha” es una expresión muy importante que entrega los resultados a lo Divino.  

El Mantra del Buda de la Medicina

Este recital es una interpretación occidental del Mantra Tibetano.
Yeshe Donden, el que una vez fue médico del Dalai Lama, le dio su aprobación.





 Versión corta:



Tayata
Om Bekandze Bekandze
Maha Bekandze
Radza Samudgate Soha
 
El mantra significa:
Ojalá que los muchos seres sensibles
que están enfermos
sean rápidamente liberados de la enfermedad
y que todas las enfermedades de los seres
no resurjan jamás.

 FUENTE:

Escrito por Venerável Mestre Hsing Yün
Tradução: Luciana Franco Piva
Publicado por: Editora De Cultura

Escrito por Venerable Maestro Hsing Yun
Traducido por Oscar Andrés De Masi
Publicado por Eustylos

http://www.worldwidehealingcircle.net
http://youtu.be/7fVRzgZit2M
http://perso.wanadoo.es/mahabodhisunyata1/shadana%20buda%20medicina.htm



BELLO BUDA, SOLO TE PIDO...
Asiste a todos los enfermos;
  sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación;
  consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores;
  protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia;
  alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar;
  vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa;
  acompaña a quienes pasan las noches insomnes;
  visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos;
  ilumina a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan;
  toca los miembros y músculos que han perdido movilidad;
ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan;
  apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran;
calma a quienes se estremecen por dolores;
  concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan;
devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia;
disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos;
vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento;
y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad.
 


DE: http://www.facebook.com/#!/pages/Amor-Incondicional-En-Accion/146664945389438

1 comentario: