domingo, 7 de octubre de 2012

Kuan Yin, la Madre Divina de Oriente

Kuan Yin o Guanyin (觀音, pinyin guānyīn, Wade-Giles: kuan¹-yin¹) es el nombre dado en China a Avalokiteśvara bodhisattva venerado en el budismo. El valor asociado a este bodhisattva es la Compasión. El nombre Guān Yīn es una contracción de Guān Shì Yīn (觀世音, pinyin: guān shì yīn, Wade-Giles: kuan shi yin) que significa "quien oye los lamentos del mundo".
 En occidente suele ser erróneamente conocida como la "Diosa" de la misericordia, pues suele confundirse a los buddhas y bodhisattvas con dioses. En la mitología taoísta, donde se dan otras historias sobre su origen que no están directamente relacionadas con Avalokiteśvara, es conocida como Ci Hang Zhen Ren y es considerada un inmortal.
 El primer monje budista que se refirió en femenino a Guanyin fue Kumarajiva, al traducir al chino el Sutra del Loto en el 406 d. C. En su traducción, siete de las treinta y tres apariciones del Bodhisattva son de género femenino. Con la introducción del Budismo Tántrico o Vajrayāna en China durante la dinastía Tang, siglo VIII, fue creciendo en popularidad la representación de Avalokiteśvara como una hermosa figura de rasgos femeninos con vestidos blancos.
 Guan Yin o Kuan Yin ha hecho voto de no entrar en los reinos celestiales hasta que todos los seres vivientes hayan completado su proceso de iluminación y se liberen del ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación (samsara).
 En la devoción popular, Guanyin o Kuan Yin rescata a quienes acudan a ella en momentos de dificultad, sobre todo ante los peligros producidos por el agua, el fuego o las armas. La Bodhisattva comprende los sentimientos de temor y responde a las peticiones de ayuda con su Compasión. Como Madre Misericordiosa, oye las peticiones de quienes desean tener hijos. Asimismo el Movimiento Mahakaruna (La Gran Compasión), ha dado a conocer las "108 Glorias de Guanyin", promulgadas por S.G. Devadip Baghwan Singh, como una eficaz oración transformadora.
 En Occidente muchas son los que asocian la figura de Guanyin  o Kuan Yin con las de las diosas madres protectoras de otras religiones, tales como la Virgen María en el Cristianismo, Isis en el antiguo Egipto, Tārā en el Budismo Tibetano y Śakti, Párvati, Sītā o Radha en el Hinduismo.
Kuan Yin es la “encarnación” femenina de todos los Budas, pero especialmente de Amitabha Buddha.  Ella es el espíritu guía del Budismo Mahayana.  También es la diosa de la misericordia en China, Japón, Taiwán y Corea.
 Es la gran Salvadora de Oriente.  Ella encarna la misericordia, sabiduría y compasión. Ella encarna la idea de lo que es un Bodhisattva para el Budismo Mahayana, lo que significa aquel cuyas energías y poder están dirigidas a la iluminación.El nombre Kuan Shih Yin, como se le llama a menudo, significa literalmente “aquel que observa, mira u oye los sonidos del mundo”.  De acuerdo a la leyenda, Kuan Yin estaba a punto de entrar en el cielo pero se paro en el umbral cuando llegaron a sus oídos los gritos del mundo.
 Kuan Yin es la Salvadora compasiva de Oriente. Y allí, por todas partes, se pueden encontrar altares dedicados a esta Madre de la Misericordia en los templos, en los hogares y en las cuevas, en los caminos y las oraciones a su Presencia y a su Llama, están incesantemente en los labios de los devotos, cuando estos buscan su guía y socorro en cada área de la vida.
 Aún hoy forma parte importante de la cultura oriental. Kuan Yin ha despertado, entre un creciente número de devotos occidentales que reconocen la presencia poderosa de “la Diosa de la Misericordia”, junto con la de la Virgen María, como iluminadora e intercesora de la Séptima Era de Acuario, un interés creciente por su sendero y su enseñanza.
 En esta hora del ciclo oscuro del Kali Yuga, cuando todos en la tierra están experimentando el regreso acelerado de karma personal y planetario, Kuan Yin con Portia, la Diosa de la Justicia y otros miembros del Tribunal Kármico actúa asistiendo a Saint Germain, el Jerarca de Acuario, para rescatar a un pueblo y a un planeta y para traer una era dorada de libertad, paz e iluminación.
 Como representante de la Madre Divina y Ayudante Divino que ha prometido estar a nuestro lado, cuando nos dirigimos a ella y a través de la ciencia del mantra, Kuan Yin nos ofrece una oportunidad sin precedentes a través de su “rosario de cristal” para pedir milagros de la llama de la Misericordia para la resolución y curación de toda condición o crisis que nos aflijan a nosotros, a nuestros hijos, a nuestros seres queridos, a nuestras comunidades y naciones.
 En el grupo Tierra Pura del budismo, Kuan Yin forma parte de la triada gobernante que, a menudo, se representa en los templos, y que es un tema popular en el arte budista. En el centro está el Buda de la Luz Ilimitada, Amitabha (en chino, Ami-t´o Fi; en japonés, Amida). A su derecha está el bodhisattva de la fuerza o del poder, Mahasthamaprapta y a su izquierda está Kuan Yin, personificando su misericordia infinita.
 El la teología budista, a menudo se representa a Kuan Yin como el capitán de la “Barca de la Salvación”, que guía a las almas al Paraíso Occidental de Amitabha, o Tierra Pura, la tierra de bendición donde las almas pueden volver a nacer para recibir continuamente enseñanza para alcanzar la meta de la iluminación y de la perfección. Este viaje a la Tierra Pura se representa frecuentemente en grabados en madera, mostrando botes llenos de seguidores de Amitaba bajo la dirección de Kuan Yin.
 Amitaba, una figura amada a los ojos de los budistas, que están deseando volver a nacer en su Paraíso Occidental y obtener así la libertad de la rueda de renacimientos, se dice que es, en un sentido espiritual o místico, el padre de Kuan Yin. Las leyendas de la Escuela Mahayana cuentan que Avalokitesvara “nació” de un rayo de luz blanca que Amitaba emitió desde su ojo derecho cuando estaba sumido en un éxtasis.
 Así pues, Avalokitesvara o Kuan Yin, es considerado como el “reflejo” de Amitaba; como una emanación o una encarnación de maha karuna (gran compasión), que es la cualidad que Amitaba mismo encarna en el más alto sentido de la palabra. Se puede identificar a muchas figuras de Kuan Yin con la presencia de una imagen pequeña de Amitaba en su corona. Se cree que como la redentora misericordiosa Kuan Yin, ella expresa la compasión de Amitaba en una forma más directa y personal y las oraciones dirigidas a ella se responden más rápidamente.
 La iconografía de Kuan Yin la representa de muchas formas, revelando cada una un aspecto único de su presencia misericordiosa. Como la Diosa de la Misericordia, sublime, cuya belleza, gracia y compasión han llegado a representar el ideal de la femineidad en Oriente, se la representa frecuentemente como una mujer esbelta, con vestiduras blancas flotantes, que lleva en su mano izquierda un loto blanco, símbolo de pureza. Su figura puede estar adornada por ornamentos, simbolizando su logro como bodhisattva o puede representarse sin ellos como símbolo de su gran virtud.
  La presencia de Kuan Yin está muy extendida, a través de sus imágenes como la “concesora de niños”, que se encuentran en los hogares y en los templos. Un gran velo blanco cubre toda su figura y puede estar sentada sobre un loto. A menudo se la representa con un niño en sus brazos, cerca de sus pies o sobre sus rodillas o con varios niños a su alrededor. En este rol, se la denomina: “la honorable vestida de blanco”. Algunas veces, a su derecha y a su izquierda están sus dos asistentes: Shan-ts’ai Tung-tsi, el “joven de capacidades excelentes” y Lung-wang Nü, la “hija del rey-Dragón”.
  Kuan Yin es también conocida como el modelo del bodhisattva de P’u-t’o Shan, la señora del Mar del Sur y la patrona de los pescadores. Como tal, se la muestra cruzando el mar, sentada o de pie, sobre un loto o con sus pies sobre la cabeza del dragón.
  Como Avalokitesvara se la describe también con mil brazos y con un variable número de ojos, de manos y de cabezas; algunas veces con un ojo en la palma de cada mano y se la denomina corrientemente: “el bodhisattva de los mil brazos, de los mil ojos”. De esta forma, ella representa a la madre omnipresente, que está mirando en todas direcciones simultáneamente, y que está sintiendo las aflicciones de la humanidad y extendiendo sus muchos brazos para aliviarla con expresiones infinitas de su misericordia.
 Otros símbolos que se asocian característicamente con Kuan Yin son: una rama de sauce, con la que ella esparce el néctar divino de la vida: un vaso precioso simbolizando el néctar de la compasión y la sabiduría, que son las características de un bodhisattva: una paloma, representando la fecundidad: un libro o pergamino de oraciones que sostiene en su mano, representando el dharma (enseñanza) del Buda o el sutra (texto budista) que se dice que Miao Shan recitaba constantemente: y un rosario adornando su cuello, con el que ella llama a los Budas pidiendo socorro.
Las imágenes de Avalokitesvara lo muestran a menudo sosteniendo un rosario. Las descripciones de su nacimiento nos dicen que él nació con un rosario de cristal blanco en su mano derecha y un loto en su mano izquierda. Se ha enseñado que las cuentas representan a todos los seres vivientes y el pasar de las cuentas simboliza que Avalokitesvara los lleva desde su estado de miseria y rondas repetidas de renacimientos hasta el nirvana.
 Hoy, Kuan Yin es adorada tanto por los taoistas como por los budistas Mahayanas, especialmente en Taiwán, Japón, Corea y una vez más en su patria de China, donde la práctica del budismo ha sido prohibida por los comunistas durante la Revolución Cultural (1966-69).
 Ella es la protectora de las mujeres, de los marineros, de los comerciantes, de los artesanos y de aquellos que sufren persecución y la invocan particularmente aquellos que desean una progenie. Se la ama como figura maternal y mediatriz divina, la cual está muy cerca de los asuntos cotidianos de los devotos. Se ha comparado el rol de Kuan Yin como Madonna Budista con el de María la madre de Jesús en Occidente.
 Hay una confianza implícita en la gracia salvadora de Kuan Yin y en sus poderes curativos. Muchos creen incluso que simplemente recitando su nombre la traerá instantáneamente a escena. Uno de los textos más famosos asociados con la bodhisattva, el antiguo Sutra del Loto, cuyo capítulo veinticinco, dedicado a Kuan Yin, es conocido como el “sutra de Kuan Yin”, nos describe trece casos distintos de desastre– que van desde el naufragio al fuego, a la prisión, a los robos, demonios, venenos fatales y a los infortunios kármicos–, de los que los devotos son rescatados si sus pensamientos están centrados en el poder de Kuan Yin. Aquellos que desean recibir los beneficios que promete deben recitar muchas veces y diariamente el texto.
 Los devotos invocan también el poder del bodhisattva y la intercesión misericordiosa por medio del mantra OM MANI PADME HUM– “¡Salve, oh joya del loto!” o, como se ha interpretado:” ¡Salve a Avalokitesvara, quien es la joya en el corazón del loto del corazón del devoto!” Por todo el Tibet y Ladakh, los budistas han inscrito OM MANI PADME HUM en piedras planas de oración como ofrendas votivas en alabanza de Avalokitesvara.  Miles de estas piedras han sido usadas para construir muros a los lados de las carreteras a la entrada de las aldeas y monasterios.
 Se cree que Kuan Yin aparece frecuentemente en el cielo o en las olas para salvar a aquellos que la llaman cuando están en peligro. En Taiwán se oyen historias personales, por ejemplo, de aquellos que informan que durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los Estados Unidos bombardearon la Taiwán ocupada por los japoneses, ella apareció en el cielo como una joven, cogiendo las bombas y cubriéndolas con sus vestiduras blancas para que no explotaran.


 Así los altares dedicados a la Diosa de la Misericordia se encuentran en todas partes: Tiendas, restaurantes e incluso taxis. En el hogar, se la adora con el tradicional “pai pai”, un ritual de oración usando incienso, así como con el uso de cartas de oración, hojas de papel con pinturas de Kuan Yin, flores de loto, o pagodas y con cientos de pequeños círculos. Con cada juego de plegarias recitado o sutras leídos en una novena por un familiar, amigo o por uno mismo, se llena otro círculo. Esta gráfica ha sido descrita como un “Barco de Salvación” por el que se salva a las almas que ya han partido de los peligros del infierno y el fiel es dirigido hasta el cielo de Amitaba. Además de los servicios compuestos de letanías y oraciones, la devoción de Kuan Yin se expresa en la literatura popular del pueblo por medio de poemas e himnos de alabanza.
 Seguidores devotos de Kuan Yin frecuentan los templos locales y hacen peregrinajes a templos mayores en ocasiones importantes o cuando están preocupados con un problema en especial. Los tres festivales anuales en su honor se celebran en el decimonono día del segundo mes (celebrado como el cumpleaños), del sexto mes, y del noveno mes basado en el calendario lunar chino.
 En la tradición de la Gran Hermandad Blanca, se conoce a Kuan Yin como la Maestra Ascendida que lleva el oficio y título de “Diosa de la Misericordia” porque personifica las cualidades de Dios de la ley de la misericordia, de la compasión y del perdón. Tuvo numerosas encarnaciones antes de su ascensión hace miles de años y ha hecho el voto del bodhisattva para enseñar a los hijos de Dios no ascendidos cómo equilibrar su karma y cumplir su plan divino por medio del servicio amoroso a la vida y el uso de la llama violeta a través de la ciencia de la Palabra hablada.
Los “Diez Votos de Kuan Yin” se han tomado del sutra Dharabi del Gran Corazón de Compasión, en el que la bodhisattva Kuan Yin explica que aquellos que desean “tener un corazón de gran compasión para todos los seres… deberían primero seguirme haciendo estos votos”.

LOS DIEZ VOTOS DE LA BODHISATTVA DE LA MISERICORDIA

 Om Avalokiteshvara,
 en vuestra misericordia me refugio,
 que pueda yo seguir vuestros pasos
 y ser compasivo con todos.
Oh gran Madre de Misericordia,
 Madre Eterna,
 Kuan Yin, Kannon, Tara,
 adopto vuestro sendero
 y los diez votos sagrados:
Que pronto pueda comprender todo el Dharma de la sabiduría y la liberación.
 Que pronto pueda alcanzar el penetrante, perspicaz ojo de la sabiduría.
 Que pronto pueda salvar a toda la vida consciente.
 Que pronto pueda alcanzar el upaya, ese poder de amor y compasión para ser todas las cosas para toda la gente y conducirla a la iluminación.
 Que pueda abordar rápido el bote de prajna y llegar a la playa de la perfecta sabiduría.
 Que pronto pueda trascender el samsara, el amargo mar de la vida de sufrimiento.
 Que pronto pueda alcanzar los preceptos, la resuelta meditación y el Tao del Buda.
 Que pronto pueda ascender la montaña del Nirvana.
 Que pronto pueda realizar la esencia incondicional del Buda.
 Que pronto sea uno con el Dharmakaya.

Om Namah Avalokiteshvara,
 En vuestra misericordia me refugio.
 Om Mani Padme Hum… Om

 MANTRAS PARA LA INTERCESION  DE KUAN YIN LA DIOSA DE LA MISERICORDIA

 NA-MO KUAN SHIH YIN P’U-SA
 ¡Salve! (Homenaje al sagrado nombre de la Bodhisattva Kuan Shih Yin)
 CHIU KÚ CHIU NAN PÚ-SA LAI
 !Sálvanos del sufrimiento, sálvanos de la calamidad, Bodhisattva, ven!
 Rosario a Kuan Yin
 
 Aun hay mucho debate académico sobre el origen de la devoción a la mujer Bodhisattva Kuan Yin (también conocido como Shi Quan Yin y Kwan Yin).  Kuan Yin es considerada como la forma femenina de Avalokitesvara (sánscrito), el bodhisattva de la compasión del budismo indio, cuyo culto fue introducido en China en el tercer siglo
 A pesar de la controversia sobre los orígenes de Kuan Yin como un ser femenino, la representación de un bodhisattva como 'dios' y' diosa 'no es incompatible con la doctrina budista. Las Escrituras explican que un bodhisattva tiene el poder de plasmar en cualquier forma - hombres, mujeres, niños, incluso animales dependiendo sobre el tipo de ser que está tratando de salvar.  El Lotus Sutra se refiere, al bodhisattva Kuan Shih Yin ", de que puede recurrir a una variedad de formas, viaja en el mundo, y la transmisión de los seres a la salvación."
Dentro del Budismo, Kuan yin es uno de los cuatro grandes bodhisattvas (P'u-sa en Chino) junto a Samantabhadra, Kshitigarbha (Di-cang) y Manjushri (Wen-shu) y en su aspecto masculino se identifica con el bodhisattva Avalokiteshvara, a quién en Tibetano se llama Chenresi: " Quién oye llorar al mundo". Recibe también los nombres de Quan Yin Guanyin o Koon Yum (en Chino), Quan'Am o Quan-Te Am Botat (en Vietnamita), Kuan-Te Am Bosa, Kwanseum Bosal o Kwan Um (en Coreano), Kannon o Shokakanzeon Bosatsu (en Japonés) y Kanin (en Balines), todas estas denominaciones femeninas.
Kuan yin ha hecho voto de permanecer en este plano (terrenal) y no entrar en los reinos celestiales hasta que todas las demás entidades vivientes hayan completado su proceso de iluminación y se liberen del ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento (samsara). Hay muchas leyendas que dan cuenta de los milagros realizados por ella para socorrer a aquellos que buscan su ayuda. Tales historias siempre realzan su compasión para con todos los seres, su santidad, su iluminación, su amor incondicional y su accesibilidad. Esa accesibilidad se manifiesta también en su adoración y en la meditación sobre ella, casi exenta de dogma o ritual. No es una deidad distante. Ese estándar de simplicidad, amor y bondad es el que ha de impulsar a sus devotos a ser más compasivos y amorosos. Un profundo sentido de servicio a los seres sintientes seguirá naturalmente a cualquier devoción a la Kuan yin. De esta forma de pensar y actuar, deberá devenir inevitablemente un mundo mejor.

 De acuerdo con una creencia popular de China, Kuan yin vive en la isla de Pu-tuo-shan (El mundo de Lapislazuli), donde está el palacio sagrado de la diosa.
Kuan yin, es la manifestación del principio femenino, la Madre o matriz Cósmica, similar a otras figuras de culturas y religiones de profunda raigambre histórica como María en el Cristianismo, Isis en el Egipto antiguo; Tara en el Budismo Tibetano; Shakti, Parvati, Sita o Radha en el Hinduismo, etc.

 Cuando Kuan yin representada como "La honorable del ropaje blanco", parece una virgen cristiana. También la Tara tibetana es llamada "Pandaravasini": vestida de blanco. No nos debería extrañar que tanto orientales como occidentales, manifestasen de manera similar los principios de misericordia, amor incondicional y santidad.
El hermoso Templo de la Misericordia, Su Hogar, está localizado en los éteres cerca de Pekín – China. Este es el Foco para la Llama de la Misericordia y la Compasión para la Tierra y todas sus evoluciones. La Amada Kwan Yin magnetiza esta Llama desde el Propio Corazón de Dios hacia la atmósfera inferior de la Tierra en donde temporalmente se experimentan las aflicciones de alma, mente y cuerpo.
 Hace muchas eras, la Amada Kwan Yin era bien conocida para muchas de las personas de la Tierra, quienes estando conscientes de los maravillosos regalos de Su Llama de Misericordia que podían ser suyos por la aceptación de esta, a menudo venían a Su Templo por asistencia en la transmutación de su propio karma destructivo, además de sus seres amados. En ciertos momentos, Kwan Yin y Su Corte Espiritual viajaban a lo largo de gran parte del Asia Oriental y a aquellos que no eran capaces de hacer el largo peregrinaje a Sus Templos, se les daba audiencia personal por esta amable Dama -en esa época visible ante la vista física del hombre -. Ella misma ha estado, y actualmente está particularmente interesada en ayudar a los niños y padres a redimir sus respectivos y colectivos karmas destructivos, para que puedan manifestar más rápidamente la perfección de sus propias Presencias Yo Soy.
 A menudo, en esas eras pasadas, la Amada Kwan Yin bautizaba con Fuego Violeta a los niños que eran traídos a Ella para la bendición, sosteniéndoles durante esa ceremonia en Sus propios brazos compasivos y, tanto como la Ley de sus seres lo permitiera, Ella misericordiosamente transmutaba tanto como pudiera del karma invisible (ante la vista física) pero destructivo de estos pequeños seres, antes de que se pudiera exteriorizar como aflicciones de alma, mente, cuerpo o asuntos. Estas energías destructivas, de seguro, han sido generadas en vidas pasadas.
 Después de que el velo de maya hubo sido creado por la masa de la humanidad, la Amada Kwan Yin, al igual que otros Seres Divinos, ya no fue visible, pero Ella ha continuado Sus Servicios desde los Niveles Internos de conciencia.
 En virtud de que la “atención” de la humanidad es la Puerta Abierta hacia su mundo, de todo sobre lo cual el fija esa atención, cuando esta Amada Diosa de Misericordia sea de nuevo conocida y Su Belleza y hermosura (además de Aquellas que sirven con Ella y forman parte de Su Corte) sea nuevamente visibles para la vista física, entonces tales bendiciones de curación, balance, paz y alegría aparecerán en los hogares, en las familias y en los seres de la Tierra, ya que también es llamada Diosa del Hogar, llevando al hogar en que es invocada Su Presencia ese entendimiento, ese perdón que limpie y purifique los sentimientos y las relaciones entre los seres de las familias y las condiciones que no son perfectas.
 Su regalo es un Bello Loto Púrpura que Ella coloca en el corazón de quien desea perdonar y sentir Misericordia por todos, y energiza cada vez que es llamada para recordarnos que la Misericordia, la Compasión y el Perdón son indispensables para alcanzar una mejor calidad de vida.
 Sabio es aquel que entrega a Madre Kwan Yin a sus niños y jóvenes para que sean purificados y custodiados por Ella, quien, agradecida por esta oportunidad responderá a esa llamada y tomara a cada corriente de vida dentro de Su Abrazo, realizando para ellos ese mismo servicio que Ella prestaba en esas eras pasadas.
Después de que un alma ha pasado por el cambio llamado”muerte” al cierre de una vida terrenal, la Amada Kwan Yin de nuevo presta a cada tal ser un servicio especifico, ayudando a quitar muchas” cicatrices” sobre el cuerpo etérico de desilusiones, sentimientos de fallas aparentes, remordimientos y las causas y núcleos de otras condiciones aflictivas que la Ley de la existencia de ese ser le permita que remueva.
 Esto hace mucho más fácil para el individuo, pararse delante de la Junta Kármica y capacita a esa amorosa y misericordiosa Junta para asignar esa alma a la Esfera más alta posible para instrucción y ayuda entre encarnaciones.
 La quietud siempre existente en Su Templo llama a la meditación y al recogimiento y Su Gracia exquisita esta encarnada en todos los que con Ella sirven.
 Existen muchos seres (aún chelas) que no pueden o no desean perdonar la “injusticia” aparente hecha a ellos, y abrigan sentimientos de resentimientos y rebelión contra otras corrientes de vida, además contra circunstancias de una naturaleza infeliz.
 A estos, se les recomienda invocar los propios sentimientos de la Amada Kwan Yin de la verdadera Misericordia, Compasión y Perdón, y muy amablemente Ella se los ofrecerá hasta que ustedes alcancen ese Perdón Compasivo y experimenten la alegría y liberación que con el llega.

 
SALVADORA KUAN YIN
Kuan-yin es una bodisatva, es decir, un ser que ha trascendido la existencia fenoménica y que sin embargo continua accesible a los seres para conducirles a la Libertad.
Ella encarna la Compasión y la Sabiduría en perfecta unión, y se manifiesta como la actividad salvadora y protectora. Verdaderamente, se encuentra reflejada como en un espejo en religiones de todo el mundo; como María en la Cristiandad y Tara en el Vajrayana. Como Kuan-yin preside la enseñanza suprema del Buda Sakyamuni: "el corazón de la sabiduría esencial" (la "Prajñaparamita Hridayam"), la doctrina Mahayana de la vacuidad.
En China y otros paises de Extremo Oriente, es fervientemente venerada porque sus favores son siempre generosamente dispensados y Ella socorre continuamente de cualquier peligro a quien la recuerda.
Kuan Shih Yin significa "la que escucha y atiende los lamentos del mundo (de todos los seres)".
Kuan-yin es una bella joven, sin embargo en otros tiempos Ella existió como un joven varón. El se llamaba Avalokita ("el que contempla a los seres") en India, y Chenresi en Tibet -del que se considera el patrón y la deidad budista más popular. Mientras habitó en esos paises como el bodisatva celestial de la Gran Compasión, poseyó nombre y forma masculina; pero en su emplazamiento posterior en China es cuando decidió transformarse, seguramente para contribuir al cambio de polaridad planetario -en la nueva era que comienza- donde la mujer y los valores que representa han de pasar al primer plano y equilibrar la vida humana y terrena, tras muchos milenios de dominio del aspecto masculino sobre la conciencia colectiva.
Kuan-yin más tarde viajó a Japón, Korea, Vietnam, Thailandia, Singapur... y hoy dia a Occidente. Ya siempre ha conservado desde entonces su identidad y forma femenina, siendo conocida como Kwannon, Kanzeon, Kuan Am y otros nombres en todos esos países del budismo Mahayana.
 
SU MANTRA DE LLAMADA (en chino, sánscrito y castellano)

 
NAMO TA-PEI KWAN SHIH YIN P'U-SA
NAMO MAHA KARUNA KWAN YIN BODISATVA
HOMENAJE A LA GRAN COMPASION DE KUAN-YIN LA SALVADORA
Al recitarlo, sea en voz alta, en voz baja o en pensamiento, potenciamos nuestras cualidades altruistas y comienza a fluir el néctar de la Compasión y la Sabiduría dentro de nuestros meridianos de conciencia-energía. Todos nuestros deseos reciben las bendiciones de Kuan-yin para su cumplimiento, y todas nuestras penas y sufrimientos se liberan. Obtenemos paz y armonía, y saboreamos el nirvana, el estado de pureza inmutable de nuestro ser.
 GRAN CONFIANZA ES REALIZACION
Kuan-yin nos lleva amablemente de su mano, como criaturas en crecimiento y evolución. Ella ayuda a la fertilidad de todo tipo; para concebir hijos deseados, para crear obras maravillosas, para dar a luz al ser divino que es nuestra verdadera naturaleza... Tan solo confiarse en Ella es igual a renacer en este mismo instante en la Tierra Pura de la iluminación y el amor.
No hay mejores votos para agradecerle su bondad que ser amables con todos los seres, ser rayos de su Compasión en acción. Sus ritos y yogas pueden ser tan simples como recordar y cantar su nombre, invocarla con el mantra o el dharani (exhortación), inclinarse ante su imagen o visualizarla como la esencia de nuestro propio corazón, encender una lámpara por Ella, dedicarse a los seres en múltiples actividades benefactoras, meditar en el silencio original de la propia mente que es el sonido absoluto de su voz divina, comprender y respetar con ecuanimidad la diversidad de senderos espirituales y sus muchas formas divinas -como aspectos de su misma presencia y enseñanza, vivir sencillamente sabiendo que siempre hay un más allá... un espacio para la trascendencia... desapegándonos de conceptos rígidos y sentimientos obsesivos, ser flexibles y naturales... Este es su sencillo culto, su Dharma, su Tao.
Kuan-yin salva siempre y a todos. Tan sólo es preciso que el momento haya llegado, que nuestra conciencia esté receptiva a su melodía inspiradora que revela el camino de la liberación.
Si dirigimos nuestra mirada hacia Ella, hallaremos guía y orientación, pues despertará nuestra intuición directa de las cosas. Ella no está fuera de nosotros, habita en nuestro corazón como el latido de vida que siempre trae la vida, pues su energía es la del amor.
Siendo criaturas de la Conciencia, al mismo tiempo Ella trasciende nuestras formas corporales y vidas fenoménicas. Por eso la podemos llamar como a un ser que nos abarca y nos contiene. Vivimos, nos movemos y tenemos el ser en el gran océano de la creación, en cuyo centro se eleva la isla-montaña del Potalá, donde reside Kuan-yin como la Conciencia original.
Ella es el faro que dirige a los navegantes del gran mar de la existencia, cuya luz es visible desde cualquier costa. Ella es lo más pequeño y lo más grande, el corazón del corazón y la esfera sin perímetro de lo real. ...Dentro y fuera, sin dualidad ni diferencia, por eso no importa cómo pensemos en Ella, si como una deidad objetivamente existente o como un poder subjetivo de la mente de Clara Luz... Tangible y sutil, Ella es ambas verdades, y por cualquier punta de su estrellado manto que tiremos de Ella, igualmente su esplendor ilimitado nos alcanzará e iluminará.
Namo Kuan-yin!!
FUENTE:
http://tslargentina.org
http://carmorva.lacoctelera.net/post/2008/02/02/la-deidad-kwan-yin-ii-
http://sanacionnatural.org/2010/07/23/madre-kwan-yin/
http://www.clarallum.org/mantradeky.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Guan_Yin
http://jardinwicca.blogspot.com.ar/2012/03/imagenes-de-kwan-ying.html

Nombres de Kuan Yin
Chino simplificado:观音, 观世音
Chino tradicional:觀音, 觀世音
Pinyin:Guān Yīn, Guānshì Yīn
Wade-Giles:Kuan In, Kuan-shih In
Cantonés:Kwun Yum, Koon Yam
Hakka:Kwan Yim
Taiwanés:Koan-im, Koan-sè-im
Dialecto de Shanghai:Kuoe'in, Kuoezy'in
Japonés (Kanji):観音, 観世音
Japonés (Rōmaji):Kannon, Kanzeon
Coreano (Hangul):관음, 관세음
Coreano (Romanización):Gwan-eum, Gwan-se-eum
Vietnamita:Quan Âm, Quan Thế Âm

1 comentario: