viernes, 23 de agosto de 2013

YOGA Y DOLOR DE CABEZA, CEFALEAS Y MIGRAÑAS

Lamentablemente, las cefaleas o dolores de cabeza son un mal bastante frecuente. A excepción de las migrañas o jaquecas, que se consideran una enfermedad, las cefaleas son un síntoma y se producen como consecuencia de numerosos factores. Es importante saber que la mayor parte de los dolores de cabeza son tratables, pero no curables. Como primera medida, deberá informarse mejor sobre los tipos de cefaleas, las causas y los tratamientos habituales, y entender asimismo mejor sus dolores de cabeza. Con esta información usted y el profesional sanitario que le atienda podrán determinar los tratamientos más adecuados en su caso.
Los tipos más frecuentes de dolor de cabeza – cefalea tensional, cefalea por brotes, migraña, cefalea menstrual y cefalea por abuso o de rebote – se explican al dorso de esta hoja. Cómo analizar y comprender su cefalea Las cefaleas pueden producirse debido a numerosos factores, tales como la alimentación, el alcohol, la cafeína, los cambios climáticos, el estrés, los hábitos de sueño o el ciclo mensual. Llevar un diario de sus dolores de cabeza le será de gran utilidad, ya que le permitirá analizar e identificar los factores que lo provocan. Cada vez que sufra un dolor de cabeza, anote tanta información como le sea posible acerca de sus desencadenantes y de los síntomas.

Prepárese para recibir asistencia sanitaria
El diagnóstico y el tratamiento están supeditados a que la relación entre usted y el profesional sanitario sea abierta y terapéutica.
Es importante que sea capaz de describir sus síntomas y de identificar los factores que provocan el dolor de cabeza.
A continuación se incluyen algunas de las preguntas que el profesional sanitario podría preguntarle en la primera consulta. Vaya preparado y anote las respuestas en su diario de cefaleas.

Para definir la frecuencia y el tipo de cefalea
• ¿Cuándo y con qué frecuencia tiene cefaleas?
• ¿Sus cefaleas aumentan en determinados momentos del día, mes o año?



Para definir el dolor producido por la cefalea
• ¿Dónde se localiza el dolor? ¿Es fijo o se mueve de un sitio a otro?
• ¿Cómo describiría su dolor? ¿Es fijo y continuo, quemante, o pulsátil?
• ¿Cuál es la intensidad del dolor y cuánto dura?
• ¿Cuánto tarda el dolor en alcanzar su intensidad máxima?
Para definir los síntomas asociados
• ¿Qué ocurre antes de la aparición del dolor de cabeza?
• ¿Aumenta su dolor de cabeza cuando tose, hace ejercicio o practica otras actividades?
• Qué otros síntomas padece mientras dura la cefalea?
Para definir la actuación ante la cefalea
• ¿Qué medicación/medidas alternativas ha adoptado y cuándo?
• ¿Qué medicación/medidas alternativas parecen haberle aliviado más?
• ¿Se medica en previsión de que aparezca el dolor de cabeza?



Cómo actuar ante su cefalea
La medicación, los enfoques alternativos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a contrarrestar los síntomas de las cefaleas y las migrañas. Es importante que les pida a su médico, enfermera y farmacéutico que le ayuden a dar con el tratamiento adecuado o con la combinación de tratamientos que mejor funcionen en su caso. Es posible que no responda bien a ciertos tratamientos, aun cuando éstos sean muy eficaces en otras personas que sufren los mismos dolores de cabeza.

Si sufre de una cefalea nueva o inusual, es importante que solicite un examen médico. La consulta con un profesional sanitario le ayudará a determinar si sus síntomas indican la presencia de una enfermedad subyacente o están relacionados con un tipo específico de cefalea.

Enfoques alternativos
Es posible que algunos enfoques alternativos alivien de forma eficaz el dolor de cabeza o la migraña. Por ejemplo, las migrañas pueden estar relacionadas con el estado nutricional. Mientras que es preferible evitar algunos alimentos, otros pueden ayudar a prevenir o a tratar la migraña. 
Los complementos dietéticos, como el aceite de pescado (omega-3), la vitamina B2, el magnesio y el calcio pueden formar parte de un tratamiento natural preventivo contra la migraña.
Los tratamientos sin medicamentos tales como las técnicas de biorretroalimentación y relajación, pueden ayudar a estabilizar y prevenir las migrañas y las cefaleas. Estas técnicas están especialmente recomendadas en niños y adolescentes. Ejercicios como el yoga, caminar, o el Tai Chi a veces permiten reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques. 



La acupuntura, la quiropráctica, la fisioterapia, la reflexología y otras técnicas holísticas también pueden dar resultados positivos.
Existen muchos remedios a base de hierbas que pueden ayudar a aliviar las migrañas y cefaleas. La hierba más común y eficaz es la matricaria. Antes de iniciar el tratamiento, consulte a un herborista o a un profesional sanitario entendido en la materia. Algunos remedios a base de hierbas pueden interaccionar con otros medicamentos, con determinadas enfermedades, o con el embarazo.
Conoce el mal que nos afecta a todos
Más de 45 millones de estadounidenses padecen dolores de cabeza crónicos y recurrentes, una cifra superior a los 33 millones que alcanzan los asmáticos, diabéticos y cardíacos. De ese número, 28 millones sufren ataques de jaquecas cada año. El 70% se da en mujeres, según datos de la Fundación de la Cefalea.
Además, alrededor del 12 % de la población sufre de migrañas, una forma común del dolor de cabeza. Existen muchas causas que lo originan, pero la mayoría se pueden evitar: aprende a identificar las más comunes y haz un cambio de hábitos para no padecer este dolor una y otra vez.

1: Las tensiones
La cefalea causada por tensiones es una de las formas más comunes de dolor de cabeza y puede afectar con más frecuencia a adultos y adolescentes. Se considera una afección crónica si sucede 2 o más veces a la semana durante algunos meses o más, según estima la Biblioteca Nacional de Medicina.
Cefaleas tensionales :Son causadas por tensión muscular en los hombros o alguna parte de la cabeza. A menudo, comienzan en la parte posterior de la cabeza y se propagan hacia adelante. Eres más propenso a tener este dolor si trabajas demasiado, no duermes lo suficiente o consumes bebidas alcohólicas, según la Biblioteca Nacional de Medicina.
Un dolor común: El Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral (NINDS, su sigla en inglés) informa que cualquiera puede tener una cefalea. Cerca de 2 de cada 3 niños habrán tenido una cefalea a los 15 años y más de 9 de cada 10 adultos tendrán una cefalea en algún momento de su vida.

2: Abuso de analgésicos
Algunas personas utilizan grandes cantidades de analgésicos que contienen cafeína. Y si dejan de tomarlos experimentan dolores de cabeza relacionados al retiro del medicamento. La Fundación de la Cefalea estima que algunos preparados, como los triptanos, no se pueden utilizar a diario, porque producen
¿Es lo mismo cefalea que jaqueca?
A diferencia de las cefaleas, las jaquecas son dolores de cabeza fuertes que generalmente están acompañados de otros síntomas, como cambios en la visión o náuseas. El dolor puede ser palpitante, saltón o pulsátil. Tiende a comenzar en un lado de la cabeza, aunque se puede propagar a ambos lados.
3: Malas posturas
Cualquier actividad que obligue a la cabeza a mantener una sola posición durante mucho tiempo sin moverse, puede ocasionar dolor de cabeza, informa la Fundación de la Cefalea. Y sugiere que esas actividades incluyen por ejemplo trabajos en computadoras, tareas minuciosas con las manos y uso de microscopio por muchas horas.
Migrañas: Es un tipo común de dolor de cabeza que puede ocurrir con náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz. Muchas personas sienten un dolor pulsátil en un lado de la cabeza, y tienen síntomas de advertencia llamados aura: es un grupo de signos como alteraciones en la visión, que indican que se va a presentar un dolor de cabeza terrible.
4: Consumo de alcohol
El alcohol disminuye la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca y el buen funcionamiento del cerebro. Estos efectos, que generalmente causan dolor de cabeza al día siguiente, pueden aparecer al cabo de 10 minutos y pueden alcanzar su punto máximo en 40 a 60 minutos.
Cefalea en brotes: Es un dolor que afecta un lado de la cabeza y puede involucrar lagrimeo de los ojos y congestión nasal. Es una forma bastante común de dolores de cabeza repetitivos y crónicos y es 4 veces más frecuente en los hombres que en las mujeres. Pueden presentarse a cualquier edad, informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

5: Esfuerzo excesivo
Es un cuadro que empeora rápidamente después de realizar ciertas actividades físicas, como por ejemplo, al levantar pesas o tener relaciones sexuales. Este dolor, por lo general, es benigno y hereditario. Puede tratarse con terapias tradicionales de dolor de cabeza, según la Fundación de la Cefalea.
6. Sinusitis
Se debe determinar mediante un examen médico si los síntomas del dolor de cabeza son atribuibles a la sinusitis. La Fundación de la Cefalea informa que el dolor de cabeza de origen sinusal o sinusitis aguda, está asociado con un dolor constante en el seno afectado y un dolor profundo y sordo en ambas sienes.
7: Fumar
Fumar y aspirar el humo de segunda mano de los cigarrillos, cigarros y pipas puede contribuir a los dolores de cabeza de la gente fumadora y también de los que no fuman. La nicotina estimula la actividad vascular del cerebro y los nervios del ganglio de la garganta, causando dolor de cabeza, según la Fundación de la Clínica Cleveland.
8: Estrés emocional
Los episodios que causan estrés emocional pueden desencadenar dolor de cabeza migrañoso. Cuando las personas son muy sensibles, reaccionan rápida y fácilmente ante el estrés. La Fundación de la Cefalea afirma que en el estrés emocional se liberan agentes químicos que provocan cambios vasculares y éstos conducen al dolor de cabeza.
Dolor de cabeza del fin de semana: Muchas veces se presenta dolor de cabeza durante el fin de semana. La Fundación de la Cefalea explica que los ataques que ocurren durante un período de relajación, después del estrés, pueden aliviarse modificando los períodos de estrés y manteniéndose más ocupado durante los momentos de ocio, es decir, buscando una “nivelación”.

9: Las alergias
La relación entre éstas y el dolor de cabeza sigue siendo un tema discutido. Muchos pacientes atribuyen sus dolores de cabeza a ciertos alimentos como una reacción alérgica. La mayor parte de alimentos que producen migraña contienen aminoácidos vaso-activos o neuro-activos como la tiramina o dopamina, entre otros.
No hay pruebas: Los estudios realizados sobre pacientes que padecen de migrañas y alergias respiratorias no han podido demostrar una relación entre ambos, pero sí que estas migrañas están relacionadas con la contracción de los músculos de la cara y el cuero cabelludo, aumento de dolor, y otros cambios fisiológicos, según la Fundación de la Cefalea.
10: El período
Afecta a las mujeres alrededor del tiempo de su menstruación, aunque la mayoría de éstas también tiene migrañas en otros momentos del mes. Pueden experimentar un dolor pulsátil en un lado de la cabeza, náuseas, vómitos, y aumento de la sensibilidad al sonido y a la luz. Fuente: Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame cerebral.
11: No dormir lo suficiente
A menudo, las cefaleas son un síntoma secundario de un trastorno del sueño. Por ejemplo, la cefalea tensional se ve regularmente en las personas con trastornos del insomnio o ciclos de sueño-vigilia. Cerca de tres cuartos de las personas que padecen de insomnio, se quejan de migraña o cefalea en racimo.
12: Apnea del sueño
La cefalea despierta a las personas principalmente por la noche, pero también puede interrumpir las siestas de día. El Instituto Nacional de desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral indica que los niveles reducidos de oxígeno en las personas con apnea del sueño, pueden desencadenar cefaleas temprano en la mañana.
13: Los alimentos
Los que más comúnmente causan migrañas son: los procesados, fermentados, adobados o marinados, y los que contienen glutamato monosódico; también el chocolate, nueces, mantequilla de maní y productos lácteos. 

Y los alimentos que contienen tiramina, como el vino tinto, el queso curado, el pescado ahumado y el hígado de pollo.
14: Ansiedad y depresión
Estos trastornos pueden causar cefaleas tensionales. Las crisis pueden aparecer temprano por la mañana o por la noche, cuando se anticipan los conflictos en la oficina o en el hogar, según el Instituto Nacional de desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral.
15: La cafeína
Consumir cafeína en exceso o dejar de consumirla en forma brusca puede causar dolores de cabeza; sucede cuando el nivel varía. Los vasos sanguíneos se sensibilizan a la cafeína, y cuando no se toma puede causar dolor de cabeza. Aunque la cafeína, por sí misma, ayuda a tratar ataques de migraña agudos.

Solución 1: tomar analgésicos
 Los ingredientes principales que alivian el dolor son ibuprofeno, aspirina, paracetamol, naproxeno y cafeína. La Fundación de la Clínica Cleveland aconseja tener cuidado al tomar medicamentos que alivian el dolor y no necesitan receta médica, porque pueden contribuir al dolor de cabeza de rebote o crear problemas de dependencia.
2: Identificar las causas
La Biblioteca Nacional de Medicina considera 3 pasos clave para tratar los dolores de cabeza y evitarlos en el futuro: llevar un diario del dolor de cabeza para identificar los factores desencadenantes, aprender qué hacer para aliviar un dolor de cabeza cuando se presenta y tomar los medicamentos en forma correcta.
3: Relajación
La terapia sin medicamentos de la migraña incluye biorretroalimentación y capacitación para la relajación, que ayudan a sobrellevar o controlar el desarrollo del dolor y mejorar la respuesta del organismo frente al estrés, informa el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral.
4: Cambios en el estilo de vida
Se trata de tener un plan de ejercicios, evitar las comidas y bebidas que desencadenan las cefaleas, comer regularmente, tener una dieta balanceada, estar bien hidratado, suspender ciertos medicamentos y establecer un programa de sueño uniforme. Además, se recomienda un programa de pérdida de peso en las personas obesas.





5: Los masajes
La terapia craneosacra (TCS) es un masaje suave del cuello, la cabeza y la columna para liberar tensiones en el tejido de la cabeza y alrededor de la columna. Algunos estudios muestran un beneficio importante de estos masajes en un grupo de personas con migraña, informa el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Derrame
6: Acupuntura
Mucho más que una técnica de relajación, la acupuntura ayudaría a reducir efectivamente las proteínas asociadas con el estrés, encontró un estudio llevado a cabo por la Universidad de Georgetown. Y está demostrado que el estrés el uno de los factores principales en el dolor de cabeza por tensión.
También la acupresion da muy buenos resultados en los dolores de cabeza. eliminando la tensión y calmando el dolor.
7: Yoga
 “La investigación demuestra que el yoga puede ayudar a las personas que enfrentan problemas de salud diversos como dolor de espalda, dolores de cabeza crónicos, insomnio, dolores de cuello, ansiedad y depresión”, señaló Sat Bir Singh Khalsa, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Harvard y neurocientífico.
El yoga para el dolor de cabeza
La licenciada Verónica Curiel aconseja: “El truco está en realizar la secuencia que les presento a continuación  con la intención consciente de relajarnos, soltar y dejar ir todas esos pensamientos, recuerdos y emociones negativas que producen la contractura muscular. Recuerda que las dolencias corporales no son más que un mensaje de tu cuerpo y es importante escucharlo.
Iniciamos la secuencia en la postura del niño con los brazos extendidos hacia el frente lo más que podamos.
Desde allí vamos a perro 2 permaneciendo allí por 10 respiraciones, elevando las caderas, tratando de llevar los talones al piso lo más que podamos.
El siguiente paso es  sentarnos en loto o medio loto y con la columna derecha buscamos hacer torsión hacia la derecha manteniendo por 5 respiraciones y luego torsión a la izquierda igual 5 respiraciones profundas.

Seguidamente nos acostamos boca arriba llevando las rodillas al pecho, balanceamos nuestro cuerpo de un lado al otro y pasamos a la postura de la vela, manteniéndola por 10 respiraciones profundas. Si no puedes levantar las caderas del piso, levanta las piernas apoyándolas en la pared y mantén la postura por 10 respiraciones. De ser posible lleva los pies por encima de la cabeza buscando tocar el piso con los pies con las piernas extendidas.
Vuelve vértebra por vertebra hasta quedar totalmente acostado boca arriba, relaja tu cuerpo con los ojos cerrados y respira libremente por un par de minutos para relajar completamente.”
















Otras posturas recomendadas
JANUSIRSASANA: Aumenta el flujo sanguíneo y libera la tensión del cuerpo.


  MARJARYASANA: Reduce la tensión de la columna vertebral, hombros y cuello, ademas aumenta la circulación en la parte superior del cuerpo.





 GARUDASANA: De pie o sentado reduce la tensión superior del cuerpo.



  BALASANA: Excelente asana para reducir el stress, la tensión  ansiedad y dolor de cabeza.


ARDHA MATSYENDRASANA: Estimula el sistema digestivo y oxigena la columna vertebral.

VIPARITA KARANI: Calma la mente y reduce la fatiga. Es una de las posturas llamadas "restaurativas".



 COBRA O BHUJANGASANA: Ayuda a eliminar la tensión del cuello. Notese la diferencia en la posición del cuello en las siguientes posturas. Si el cuello duele para llevarlo atrás se puede mantener la mirada al frente estirando el cuello hacia arriba y no hacia atrás.

PASCHIMOTANASANA CON APOYO DE CABEZA: Relaja y liberan la tensión muscular del cuello y hombros. Podes agregar un almohadón sobre las rodillas y dejar descansar tu cabeza sobre el. Es muy relajante.
SUPTA BADDHA KONASANA: Abre el pecho, elimina la tensión y la angustia. Relaja y restaura. Afloja las ingles.









Fuente:
American Medical Association. Taking a Headache History (La anamnesis de las cefaleas). www.amaassn.org/med-sci/
http://salud.univision.com/es/%C3%A1lbum-de-fotos/15-causas-del-dolor-de-cabeza-y-c%C3%B3mo-combatirlas-7-yoga
http://www.inspirulina.com/yoga-para-el-dolor-de-cabeza.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario