martes, 6 de marzo de 2012

EL MAESTRO DE YOGA

Requisitos para ser un buen profesor de yoga:

• Enseñar desde el corazón no del cerebro solamente.
• El profesor tiene que aprender a cultivar la persistencia en los estudiantes, construir su poder de voluntad y también impartir el conocimiento de donde enfocarse y con cuanto esfuerzo.
• Construir cualidades como la honestidad, moralidad, bondad, compasión y dignidad. Ser sencillo.
• Como profesor manténgase sattvico interiormente, muestre la naturaleza rajasica hacia fuera. La cualidad rajasica del profesor ayuda a superar la naturaleza tamasica de los estudiantes.
• Debe desarrollar una muy buena demostración de técnica, y dar buenas instrucciones verbales. Enseñe acorde con las necesidades de los estudiantes y en todo momento mantengase presente mentalmente.
• Aprenda e investigue como enseñar a sus estudiantes mayores y aquellos con específicas condiciones de salud.
• Como profesor no debe tener ningún complejo de miedo mientras este instruyendo o ayudando. Esté preparado para expresarse claramente, tan bien como sea apropiado. Muestre valor en momentos de duda, no tome riesgos si tiene dudas. Sea retrospectivo y que los estudiantes lo realicen dentro de su estructura mental.
• Usted debe referirse a la técnica de cada asana en el libro “Light on yoga” antes de llegar a la clase. Esto va a ayudarle a que se exprese con confianza y valor.
• Sea marcado, cauteloso, que el estudiante haga el asana dentro de su habilidad y dentro de la capacidad del estudiante. Sea sensible.

• Como profesor debe saber el objetivo del conocimiento de los sieguentes libros:
o Light on yoga
o Light on pranayama
o Light on the yoga sutras of Patanjali
o Light on ashtanga yoga
o Yoga: a gem for women
o Hatha yoga Pradipika
o Yoga in action: a preliminary course
o Astadaja yogamala.
• Usted siempre debe preguntarse la calidad de su enseñanza.
• Fue mi explicación correcta?
• Explique realmente lo que quería?
• Que era lo que yo quería que ellos supieran o hicieran?
• Mostré el asana como la dirigí?
• Por que el estudiante no responde?
• El estudiante a entendido mi lenguaje?
• Yo entendí su problema?
• Muestre una actitud positiva. No sea negativo. No exprese pensamientos negativos a los estudiantes.
• Después de clase, su tarea es entender por qué los estudiantes no están obteniendo el asana. Usted tiene que reflexionar sus problemas. Pensar y repensar. Luego trabajar por su propia cuenta. De esta manera usted se va a encontrar que sus estudiantes mejoraran como también la calidad de su práctica enseñando mejorara.
• Externamente trate a sus estudiantes como estudiantes pero internamente trátelos como enviados por Dios. Usted aprende al ayudarlos. Ellos te hacen comprender y debes darles respeto.
• Crea inteligencia en ti mismo para así crear una adecuada comprensión en los estudiantes para que así ellos desarrollen inteligencia.  

Para ser profesor hay que ser estudiante primero.





Presentación del profesor:
• Debe estar vestido de una manera modesta. Su atuendo no debe ser muy flojo que el estudiante no pueda ver lo que este mostrando y tampoco muy apretada que pueda restringir su movimiento. Usted no debe ser muy escandaloso o exhibiendo demasiado con su ropa.
• Debe usar lenguaje corporal para comunicarse bien. Por ejemplo: no enseñe con sus brazos cruzados detrás suyo o es sus bolsillos.
• Su conducta debe ser tal que va a traer respeto hacia usted así como para inspirar a los estudiantes al tema.
• Use gestos apropiados. Retorcer y hacer gestos raros con sus manos es un distractor. Mantenga su pecho levantado.
• Nunca tome una postura de perezoso.
• Use el contacto de los ojos con los estudiantes para establecer compenetración y para enfocar la atención de la clase.
• Su movimiento en la clase es visto por los estudiantes. Ellos responderán informalmente si su presencia es informal. Sea decidido y positivo.
• Sea receptivo e interactúe cuando es necesario. Usted debe involucrarse completamente en la clase usted esta enseñando. No ignore o desatienda a alguien que vino a usted.
• No se refiera a escritos o ideas innecesariamente.
• La clase debe ser dirigida no solo a los estudiantes que estén en frente suyo sino a los que están lejos casi al final de la clase.
• No hable por mucho tiempo acerca del asana por que la atención de los estudiantes se desvía innecesariamente. No hable fuera de contexto si los estudiantes esta en el asana. Todas sus palabras y acciones deben ser directamente relacionadas al asana que se esta enseñando.
• Prácticas regulares influencian en su presentación como un buen profesor de yoga. Su práctica de asana debe ser tal, que usted es claro y seguro acerca de su entendimiento y demostración de asana.
Varias veces imite los errores de los estudiantes y aprenda en usted mismo como corregirlos. Esto va a permitir que usted se enfoque en sus estudiantes y enseñar con confianza.
• Como profesor si usted no puede trabajar con usted mismo en su práctica no será capaz de alcanzar que otros trabajen en si mismos.
Algunos Consejos:
• Todos los profesores deben saber y practicar el siguiente formato de enseñanza:
• Introduzca el asana primero por su nombre en sánscrito y luego por su nombre en ingles o español.
• A menudo profesores no recuerdan los nombres de las asanas. Ellos necesitan aprender y pronunciar el nombre del asana correctamente y también su significado. De vez en cuando repita los nombres de todas las asanas que va a enseñar. Enfatice en la pronunciación correcta, memorizando e identificando el asana por su nombre.
• Demuestre y luego haga el asana con los estudiantes, simultáneamente obsérvelos y guíelos. Repetidamente demuestre y enseñe el asana. Instruya la clase de una asana en particular sin demostrarla. Vea que es lo que a los estudiantes les falta y luego re demuestre pero no de nuevas explicaciones. Observe que los estudiantes estén entendiendo y siguiendo sus instrucciones. Usted debe decir otros puntos solo si las instrucciones anteriores fueron asimiladas por casi toda la clase.
• Sea precavido cuando ayuda, tocando para corregir el estudiante, si lo va hacer hágalo con pureza mental. Demuéstrese usted mismo y explíquele al estudiante. Si ellos no entienden explique y demuestre nuevamente. Usted necesita ajustarlos físicamente cuando ellos no entienden después de repetidas explicaciones y demostraciones.

• Aprenda hacer que sus estudiantes estén conscientes del ajuste que ellos tienen que hacer al guiar de la siguiente manera:
1. Toque solo cuando y donde sea necesario tocar.
2. No toque una persona sin ninguna razón.
3. Dígales como y porque los esta tocando.
4. Toque precavidamente para así corregir.
5. Desarrolle la visión para ver donde el estudiante tiene escaso movimiento. Toque solo ese punto en particular.
6. Use un estudiante como modelo para demostrar si uno lo esta haciendo muy bien, pero cuando la acción es defectuosa, demuestre las acciones defectuosas y muestre el ajuste en el cuerpo para que ellos entiendan el error.
• Prepare a los estudiantes física y mentalmente antes de enseñar una nueva asana. Es esencial ver la posición de la cabeza, cuello, columna vertebral, brazos, piernas, etc.
Demostrando:
• Mantenga las demostraciones hasta un punto y no de muchas explicaciones.
• No dependa solo de palabras, sincronice sus palabras con sus acciones.
• Usted debería de entender que una demostración visual es más efectiva que una demostración verbal. Nuestro método enfatiza la importancia de la demostración.
• Si usted está temblando, abandonándose, y escondiendo el pecho, los estudiantes van pensar que ellos tiene que temblar o abandonarse. Los estudiantes imitan a su profesor, como un hijo a su madre. Obsérvese a si mismo cuando este enseñando.
• Pregunte a sus estudiantes que vean la parte que se está enfatizando o corrigiendo cuando este demostrando, no que vean a su cara.
• Usted tiene que efectuarlo mejor por que los estudiantes lo están viendo. Por eso es importante que usted este claro acerca de lo que va a enseñar y que es lo que usted quiere que los estudiantes aprendan hacer. Es responsabilidad moral ser capaz de hacer lo que usted esta pidiendo que los estudiantes hagan.
• Su actuación debe ser clara y revele, exprese que es lo que viene, por ejemplo, que usted tenga que dramatizar el punto o la acción que usted quiere que ellos hagan.
• Sea como un actor en el escenario. Su expresión debe ser alta y dramática para que los estudiantes puedan verlo claramente. No  sobre dramatice.
• Usted tiene que demostrar lo que le dice a los estudiantes.
• Cuando usted le pide a los estudiantes que hagan una acción o un ajuste, muéstrelo en su cuerpo en una forma exagerada. Los estudiantes deben claramente ver la acción en particular, como levantar, enraizar, doblar, agarrar, tensar.
• Los estudiantes van a seguir lo que usted este demostrando (Viendo a ser una impresión mas fuerte que instrucciones verbales.) Si su movimiento durante la demostración es poca, los estudiantes van a hacer lo mismo. Por eso haga la demostración de forma clara para que el estudiante de mas de lo que usted quiere que haga. Después refinamiento, su presentación da coraje para quebrar sus limitaciones.

• Usted tiene que mostrar el asana unas dos o tres veces en el principio para que los estudiantes tengan una imagen clara de la asana.
• Repita y demuestre una acción de una instrucción para una sola acción varias veces de cada lado.
• Posiciónese en un lugar donde el estudiante pueda verlo en cada asana.
• Debe de estar consiente de que es lo que va a demostrar. Usted debe saber cuál debe ser su posición para que sus estudiantes puedan observar lo que usted quiere que ellos vean. Si tiene que explicar algo que tenga que ver con la parte de tras de su cuerpo, como la espalda, o la parte de atrás de las piernas, usted se tiene que presentar de tal manera que la parte posterior quede viendo a los estudiantes.

• Cuando este explicando lo de las escápulas no esté viéndolos de frente este explicando enseñando la parte posterior.
• Para las asanas de pie usted debe de estar enseñándolas de frente y en imagen espejo, para que ellos puedan verlo y  pueda verlos como reflejos de la imagen espejo

• Si es Parivrtta Trikonasana usted debe estar viendo de frente a los estudiantes y tan pronto como los estudiantes alcancen el asana completo haga el lado contrario para que usted pueda ver los estudiantes.
• Usted está recibiendo una impresión de cuando se está demostrando y debería ser capaz de transformar esto en un lenguaje directo. No diga solamente “abra esto” sino sea específico.
Organización de la clase:
• Esté en un lugar donde este claramente visible a todos los estudiantes y al mismo tiempo todo los estudiantes visibles para usted.
• Mientras este demostrando, haga el lado contrario que los estudiantes estén haciendo. Cuando usted quiere que los estudiantes hagan el asana del lado derecho, entonces usted tiene que hacer el asana del lado izquierdo (como una imagen de espejo) pero tiene que dar las instrucciones del lado derecho. Los profesores comúnmente se confunden aquí. Los profesores tienen que practicar el efecto espejo con sus instrucciones para asi ser capaz de actuar e instruir sin incidentes.
• Si usted quiere que los estudiantes usen props, entonces pídales que tomen los props o accesorios antes de dar las instrucciones.
• Si usted quiere que los estudiantes usen props o accesorios entonces demuestre el asana usándolos.
• Agrupe estudiantes que tengan problemas similares juntos.
• Para las asanas de pie, organice los estudiantes de tal manera que el estudiante más alto quede en la parte de atrás.
• Coloque los estudiantes para que la visibilidad este adecuada tanto para los alumnos como para el profesor. Los estudiantes deben estar colocados en líneas ordenadas que creen un sentido de balance y control. Los errores comunes u obvios pueden ser observados raídamente cuando todos los estudiantes están orientados en una dirección uniforme.
• Usted debería saber que ritmo y secuencia debería tener la clase, de acuerdo a las capacidades de los estudiantes.
• Organice la clase propiamente. Debería haber una dirección apropiada. Atiende a las necesidades de todos. Todos los estudiantes deberían ser provistos con cualquier prop o accesorio que usted quiere que usen.
• Ningún pupilo debería ser ignorado o rechazado.
• No muestre preferencias a nadie, pro que todos los pupilos son iguales. Usted puede atender un problema específico de un alumno, pero esto no significa que los otros estudiantes sean rechazados.
• Los estudiantes se incomodan cuando se les pide acercarse para demostrar, ver o explicar. Por eso, los estudiantes tiene que empezar de nuevo y reestablecerse a sí mismos cuando regresan a su lugar. Déles tiempo para recolectar y reestablecerse a sí mismos en tadasana o dandasana según los requisitos de el asana que van a realizar.
Presentando un asana:
• Todos los profesores (Salvo con problemas específicos o congénitos y aun así hacen yoga) deberían estar practicando las asanas citados en Yoga in Action: Preliminary Course.
• Los estudiantes no deben tener paciencia para escuchar largas explicaciones.
• Demuestre a los estudiantes que tienen que hacer, pídales que hagan y luego dé las explicaciones.
• No permita que el cuerpo se ponga frío y que la mente se vuelva aburrida por sus explicaciones largas. Manténgalos activos y con alerta mental.
• Ajuste sus propios defectos y observe que usted exprese los aspectos correctos del asana.
• De únicamente dos o tres puntos durante cada demostración. No dé técnicas detalladas.
• Los estudiantes son capaces de ver e identificar.
• Pida a los estudiantes que hagan el asana dos veces para que les sea más fácil entenderla.
• Primero demuestre el asana a los estudiantes, para que así los alumnos conozcan el movimiento rítmico del asana. Luego haga el asana con los estudiantes. Aquí, el profesor mantiene el mismo ritmo y captura los problemas que los estudiantes están enfrentando y los errores que están cometiendo. Solo después de eso, enseñe a los estudiantes como corregir y ajustarse a ellos mismos. No de puntos fuera del contexto. No de puntos solo porque usted lo sabe. Dé instrucciones específicas viendo y observando directamente a los estudiantes.
• Usted debería ser capaz de simultáneamente interactuar y ajustarse usted mismo cuando enseña. Usted puede preguntar a los estudiantes si ajustar una cosa, como presionar el pie, pero si usted no lo está haciendo entonces sus alumnos no lo van a entender. Entonces usted tiene que primero ajustar su propio pie rápidamente y luego dar instrucciones generales a los estudiantes respecto a sus pies.
• Usted primeramente debería implementar las instrucciones que les está dando a los estudiantes.
Instrucciones verbales
1. Tus palabras deben ser como flechas dirigidas hacia la parte del cuerpo que quieres instruir. Cárgalas con instrucción verbal. Demuestra la acción exacta con el uso de palabras como extender, agarrar, apretar, elongar.
2. No solo de instrucción acerca de una posición o acción sin explicar cómo lograrla.
3. Debes corregir errores primero, antes de seguir explicando o hablando.
4. No continúes dando instrucciones si los estudiantes no han hecho las correcciones, o están hacienda la postura incorrecta, eso podría prolongar la postura mal hecha en la práctica del estudiante por mucho tiempo.
5. Utiliza instrucciones precisas y claras. No te apresures. Las instrucciones no deben ser muy rápidas ni con muchos puntos.
6. Entrega una dirección y haz una pausa, dando tiempo para que los estudiantes escuchen y asimilen.

7. El tono de voz enriquece la instrucción, dando importancia y énfasis a una acción, o si está mal ejecutada o no. Debes repetir las instrucciones, cambiando levemente las palabras para dar más profundidad de entendimiento.
8. Asegúrate que la mayoría de los estudiantes hayan asimilado la instruccion, antes de continuar.
9. Debes dar instrucciones verbales mientras los estudiantes están en a postura.
La importancia de la voz y el lenguaje claro:
1. Tu voz debe ser clara y escuchada por todos los estudiantes.
2. Usa el lenguaje y tono de voz con intención.
3. La voz tiene el poder de enfocar y energetizar, o de relajar y calmar a los estudiantes. Modula de acuerdo con eso.
4. Enfatiza los puntos importantes con la modulación de la voz.
5. No dejes que tu voz caiga inconscientemente al final de una postura. Manten tu voz alerta hasta cundo indicas como salir de la postura.
6. Debes entrenar y refinar tu voz. Esta debe ser escuchada por todos. Una voz llena de intención, y no como si hablaras con ti mismo. Si demuestras una postura dando la espalda a los estudiantes, debes incrementar el volumen de tu voz.
7. Levantar la voz no significa que debas hablar rápido. Lento, pero no suavemente. No uses muchas palabras. Mientras enseñas, tu voz, lenguaje corporal, manera de explicar y lenguaje son de suma importancia. Este lenguaje debe ser simple, mientras deja claro el  mensaje.
8. Manten las instrucciones siempre simples, especialmente con estudiantes con un entendimiento aun limitado y poco claro.
9. Simplemente di lo que los estudiantes deben hacer. Haz instrucciones directivas y no descriptivas.
10. Usa lenguaje que demuestre dominio total del tema, mientras al mismo tiempo demuestra respeto hacia el estudiante.
11. Al enseñar debes experimentar, y luego transmitir tu experiencia a los estudiantes. Estas son dos habilidades. La primera es que al hacer las postura, estas observando para entenderla. La segunda es que transmites tus sentimientos y sensibilidades de experiencia. Debes verbalizar tu experiencia y sentimientos en forma de instrucciones.

Observando la respiración de tus estudiantes:
1. Debes dar instrucción apropiada acerca de la inhalación o exhalación cuando sea necesario.
2. Observa que tus estudiantes mantengan una respiración normal durante las clase.”Sacalos” de la postura si están sin aire o jadeando. Pregunta porque esta sin aire. Puede ser que estuvieron mucho tiempo en la postura, o que no respiraban, o que la postura estaba mal hecha.

3. No dejes que los estudiantes respiren por la boca a menos que la nariz este tapada por enfermedad. El bloqueo puede ser aliviado con posturas como Uttanasana, Adho Mukha, Halasana. Evita posturas de pie cuando hay un resfrío, es mejor hacer inversiones o extensiones hacia adelante, que también son buenas para contrarrestar el cansancio.
4. Asegúrate que los estudiantes no se aguanten la respiración mientras están en la postura. Si los haces mantener una postura por mucho tiempo, se aguantaran la respiración al no poder mantener la postura.

Precisión al enseñar:
• Debes desarrollar un sentido de dirección, relacionando instrucciones con izquierda o derecha , o partes del cuerpo, o partes de la habitación. Si los estudiantes están invertidos debes ser muy claro.
Evita las palabras poco claras como “arriba”, siempre debes utilizar referencias.

• Debes ser claro acerca de la técnica y su dirección verbal.
• Trabaja en ti mismo y luego corrige a los estudiantes.
• Las instrucciones deben mejorar el desempeño de los estudiantes.
• Instruye claramente acerca de donde debe empezar el movimiento, la dirección de este y la acción exacta.
• Las instrucciones deben ser para todos y no mantener nada secreto o individual. Todos deben saber que es lo que está sucediendo.
• Al principio la repetición es más importante que la duración de la postura.
• Aprende a observar y corregir a tus estudiantes. Debes poder “verlos” claramente, sino tus clases pierden valor.
• Manten el ritmo y cadencia de la clase en todo momento.
• Enseña las técnicas de las posturas primero para formar una buena base. Así enseñas sistemáticamente para progresar sobre esa base.

• Los estudiantes nuevos quieren movimiento y acción, enséñales movimiento primero y luego estabilidad.
• Avanza de lo obvio a lo sutil. Explica lo que puedan percibir. Asume que no saben nada y explica desde partes perceptibles del cuerpo. La columna y el hígado no se pueden ver, solo se pueden sentir cuando la sensibilidad ha sido desarrollada.
• Observa la parte del cuerpo acerca de la cual hablas y no sus caras.

• Instruye de acuerdo al nivel de los estudiantes y evita las ideas fijas acerca de la técnica o método de hacer una postura, cierto grupo puede no estar listo.
• No debes instruir con una mente poco clara o confundida pues esto resulta en instrucciones no claras.
• Debes “unir” tus instrucciones: “unir” la parte al todo, “unir” para conectar una postura con otra, “unir” para conectar la mente con el cuerpo.

• Debes de recordar la secuencia de posturas que enseñaste en una clase para dar un sentido de progreso a la enseñanza. No dejes que tu memoria falle. Debes recordar lo que enseñas a cada grupo.
• Tus instrucciones deben ayudar a los estudiantes a identificar sus brazos, sus piernas, y cada parte de su cuerpo mientras están en una postura.

• No fuerces a un estudiante con mucha rigidez. Hazlo repetir las posturas importantes pero no mantenerlas hasta que estén listos.
• Enseña de acuerdo al nivel de los estudiantes. Mantén las posturas lo suficiente para que trabajen pero no para que colapsen. Un estudiante no debería sentirse exhausto en ninguna postura.
• Enfatiza en la técnica para entrar en una postura ya que esto los orienta. Salir de la postura debe de ser suave pero no elaborado.

• El punto de partida debe ser el correcto, para lograr llegar a la asana correcta al final, por eso debe darse más instrucción al comienzo.
• Repite la postura para que la entiendan. Recuérdales la instrucción dada durante la demostración. Recuérdales  constantemente de las partes del cuerpo a las cuales deben de poner atención.
• Cuando han adquirido la postura final, asegúrate de estar satisfecho con lo que ves.

• Busca errores en común o acciones malas en la clase y corrígelas.
• Evita la negatividad en tu enseñanza. El estudiante no debe de sentir que no puede lograr algo.
• Mantén la instrucción breve. Si cubres demasiados puntos, puede ser que tus estudiantes no respondan bien. Un punto a la vez. Desarrolla un buen sentido de análisis para evitar la confusión.

• Al hacer una postura, el intento desde el principio para llegar a la postura final, es el proceso evolutivo. Desde la postura final para llegar al principio de la postura es el proceso involutivo. El proceso evolutivo demuestra el orden ascendiente de aprendizaje, mientras que el involutivo depende de la madurez de entendimiento y la sensibilidad, para que se lleve a cabo la transformación en la práctica del estudiante. El proceso involutivo es una acción madura que toma mucho tiempo para que el estudiante la entienda.

• Si entrar en una postura requiere total atención, entonces salir de ella y volver a la posición original necesita más atención, presencia, paciencia y control. No insistas en esto al comienzo, aunque este proceso involutivo es esencial.
• Evolución es el proceso de tratar de alcanzar, involución es el proceso de consolidar y absorber lo aprendido. Este proceso involutivo toma más tiempo. Luego de la culminación del proceso evolutivo, el conocimiento que se da debe ser utilizado para el proceso involutivo.

• Si un estudiante tiene dudas acerca de si hacer una postura o no, no debes de reforzar esa duda, sino darle valor. La duda nace de la falta de entendimiento o de un mal entendimiento.
• Si el estudiante le teme a cierta postura, pídeles hacer solo la primera parte. Ayúdale a trabajar en su valor poco a poco, y respeta las emociones del estudiante y trata de entender su miedo.

• Si no puedes ver a todos los estudiantes al mismo tiempo, entonces da una instrucción a la vez y observa si esta fue entendida por todos. Si dices algo acerca de los dedos, entonces revisa los dedos de todos para saber si están haciéndolo bien.
• Tu tarea es tomar nota y practicar los puntos que quieres transmitir.
Piensa en como les enseñaras la próxima clase. Tus enseñanzas estarán basadas en tus experiencias.


 FUENTE: Este entrenamiento de profesores está basado en el libro “Yoga in action: A preliminary Course”, el cual hace énfasis en uno de los ocho pétalos del yoga, el asana. Este texto está basado en el manual realizado por B.K.S.Iyengar y Geeta Iyengar del Ramanani Iyengar Institute,Pune, India.

El verdadero papel de un maestro es de facilitador y guía. El profesor está ahí para ayudar, para facilitar la profundización de la relación del estudiante con el yoga. Pattabhi Jois decía que la práctica "es mucho más importante que el profesor”.
 Lo más importante es que el estudiante desarrolle esta relación por el mismo, el profesor debe ser capaz de guiar al estudiante, pero también estar a su lado para permitir que este proceso natural que se produzca.

La mayoría de los grandes maestros parecen intuir que la profundidad y las bendiciones del flujo del yoga provienen de una fuente que es más grande que todos nosotros, y que su papel como  profesor consiste en ayudar a los estudiantes para acceder a esa fuente.
 La relación profesor / alumno es  muy especial, y es muy importante encontrar a un maestro con el que uno puede tener una relación cómoda y de confianza, y cuyo conocimiento se respete.

A menos que uno sea muy afortunado de encontrar un maestro de inmediato, por lo general el alumno tendrá que ir a unos pocos maestros, y algunos estilos de yoga, antes de que sea más claro cuál es el camino correcto a seguir.
Es bueno recordar también que a medida que la relación con el yoga crece, las necesidades de uno pueden cambiar, por lo que un paso natural en el viaje puede estudiar con más de un maestro.
En los estilos de yoga dinámicos como ashtanga, los profesores a menudo pueden dar fuertes ajustes. Desafortunadamente, las lesiones pueden ocurrir como resultado.
A menudo los estudiantes ven al profesor como omnisciente y todopoderoso.
Incluso el maestro más bien intencionada y con experiencia no puede saberlo todo sobre el estado físico o emocional del estudiante, por lo que la autoridad final debe estar en manos del estudiante, no del profesor.
Los estudiantes deben asumir la responsabilidad de sus cuerpos y esto probablemente significa decir "no, gracias" a un ajuste de tiempo en tiempo, o incluso a pedir a su maestro no por favor, para dar ajustes físicos. El maestro puede aprender a apreciar esto como parte del diálogo de enseñanza.
Es muy común que los maestros se mueven a través de una clase de yoga dando muchos ajustes físicos, y los estudiantes pueden llegar a esperar y disfrutar de ser corregido a través de un toque. Por lo tanto, es posible que a veces los maestros se sienten obligados a asegurarse de que todo el mundo tiene un montón de ajustes.

 La experiencia a través de los años con estudiantes de diferente nivel de práctica, capacidad y  cuerpo se necesita para entender el ajuste, y especialmente cuando no ajustar.
Lo ideal en la enseñanza y práctica de cualquier nivel, sean principiantes o avanzados es ajustar sólo cuando es necesario. Hay momentos en que el ajuste puede ayudar a un alumno a descubrir un nuevo aspecto o la profundidad de una postura, pero al el papel del profesor es ayudar a los estudiantes a aprender a practicar por su cuenta.

Por supuesto, de ajuste no siempre significa empujar a las personas más profundamente en las posturas de yoga, ya que puede hacerse de forma verbal, o con las correcciones físicas muy suaves o directivas.
Ser un buen profesor es muy diferente de ser un buen practicante, por lo que uno realmente tiene que querer estar al servicio de los demás. Los maestros deben tener una sólida relación con su propia práctica, para que comprendan por qué están enseñando yoga y lo que tienen que ofrecer.

Y siempre hay más para aprender, así que uno debe ser humilde en el propio conocimiento, y siempre seguir aprendiendo, estudiando con otros maestros.
Además, no se ha escrito tanto sobre lo que hace un buen maestro, y tenemos muchos modelos increíbles, como Mohandas K. Gandhi, Martin Luther King, la Madre Teresa, Swami Sivananda, Swami Vishnudevananda, B.S. Iyengar o el propio Buda , que nos inspiren.

El desarrollo profesional es un aspecto importante de cualquier carrera. Profesionales de todas las disciplinas tratan de obtener más conocimientos, o para desarrollar el conocimiento en un área específica de su campo. Médicos, profesores, empresarios y otros profesionales, conocen la importancia de mantenerse al día con las tendencias relacionadas con la industria y la evolución. Profesores de yoga no son una excepción. Es importante que los instructores de yoga para mantenerse al tanto de cualquier cambio en el campo del Hatha Yoga, así como para informarse debidamente sobre los diversos aspectos de un estilo de vida yóguica como un camino hacia el desarrollo el bienestar y la personal.
Afortunadamente, hay muchas oportunidades disponibles para los profesores de yoga en la actualidad. Los profesores pueden tomar clases en línea para mayor comodidad, tomar cursos a distancia de maestros de yoga, o buscar un taller local, seminarios, capacitación avanzada de profesores de Yoga, o en una clase intensiva. Dado que hay tantas opciones, realmente no hay excusa para no mantener bien informado y actualizado. Algunas organizaciones de certificación de Yoga darán una lista de temas que los profesores deben investigar más a fondo.
La belleza del estudio independiente es que se puede estudiar exactamente lo que te gusta, en su tiempo libre, y a su propio ritmo. Si hay una buena parte de los conocimientos que ya están bastante familiarizados con él, puede saltar, pasar a la nueva información. Usted puede trabajar a su propio ritmo, apretando en la noche por la mañana temprano, los fines de semana o cuando su agenda se lo permite. El estudio independiente le da la flexibilidad para avanzar en tu carrera sin que te haga cambiar el resto de su vida.

Profesores de yoga podría considerar la posibilidad de entrar en un área más especializada del Yoga. Si te gusta trabajar con niños, tal vez yoga para niños es un área para explorar más profundo. Tal vez usted ha tenido un bebé, se dio cuenta de los beneficios del yoga prenatal, y me gustaría seguir ayudando a las mujeres embarazadas. Tal vez su interés radica en la meditación y el pranayama (respiración yóguica) los aspectos del Yoga, y que le gustaría aprender a ayudar a otros a sanar a través de la respiración y la meditación. Dondequiera que te interese, buscar una manera de aumentar sus conocimientos y seguir creciendo como instructor.

Los estudiantes son atraídos hacia los profesores de yoga que están bien informados, y pueden responder a preguntas o inquietudes que surjan durante el curso del estudio. Buscando la paz interior y unirse a la mente, el cuerpo y el espíritu forman parte de la filosofía yóguica básica. Los instructores encontrarán que están en un verdadero camino hacia el logro de sus metas espirituales cuando buscan mejorarse a sí mismos como maestros de yoga. El estudio independiente es un paso simple, pero importante, para convertirse en el mejor profesor de yoga que puede ser.

 Sugerencias para encontrar un buen maestro de yoga
1 -. Confíe en sus instintos
La intuición bien vale como primera impresión para encontrar sentirse cómodo y a gusto con un profesor de yoga, quien será el encargado de enseñarte todo lo que necesites saber para avanzar en este camino.
Un  profesor  inmaduro o inexperto tratara, por ejemplo de manipular las enseñanzas que parecen ser importantes, para rendir homenaje a su ego propio, mostrando posturas imposibles de hacer.
2.El pensamiento y la profundidad de los conocimientos
Un buen profesor será claro en la mente y tendrá un vasto conocimiento, no sólo del tipo aprendido, sino también el tipo de experiencia. ¿Cómo podemos saberlo? la primera parte es fácil, una persona de mente clara lo reflejará en su discurso. La profundidad del conocimiento (o segunda parte) se manifieste de inmediato o no.
3.-Maestro sigue practicando, estudiando y el también tiene un maestro
Un maestro es también siempre un alumno, alguien que mantiene la práctica, la búsqueda y, en consecuencia, tiene su propio maestro o el linaje.

4.-El profesor es equilibrado y paciente
Una buena disposición de un maestro no sólo lo convierte en un espacio de confianza, también me muestra que el yoga está trabajando en su vida.
Yo desconfiaría de un maestro que grita, o critica a los demás o se ve envuelto en chismes, o aún peor, habla mal de los estudiantes a sus espaldas o en público. Además el profesor debe ser paciente con los alumnos.Un maestro siempre plantar nuevas semillas, pero luego confiar en que van a brotar en su propio tiempo. Mi tiempo como estudiante necesita ser respetada. Un buen profesor sabe que los estudiantes tienen diferentes tiempos diferentes y por lo tanto puede haber diferentes respuestas o guías para personas diferentes, incluso contradictorias en ocasiones.

5.-Un buen profesor se basará  en su experiencia propia
Un buen profesor conoce los beneficios de la práctica y conoce los beneficios a largo plazo de una práctica sana. No se sentirá amenazado en su conocimiento y no tratara de manipular a todos a pensar en cómo él piensa.
6.-Cualquier persona o profesor  que dice ser un gurú “alerta roja”
El verdadero guru o maestro supremo no lo dice ni trata de demostrarlo, simplemente lo es.  

7.-Mantener nuestras propias proyecciones bajo control
Es fácil de proyectar imágenes de grandeza en un maestro. Por lo tanto, es importante tener comprobaciones de la realidad con nosotros mismos, asegúrese de que no estamos poniendo a nadie en un pedestal.

8 -. Alguien que anima y nos permite mantener nuestro corazón abierto
El mejor profesor es alegre, feliz, crea un ambiente de búsqueda abierta enfocada a las enseñanzas del yoga.
 Cualquier maestro que genere tensión, grite o avergüence a un alumno no le permite que ese alumno florezca.

9.-Los límites
Cualquier maestro que sugiere una relación muy cercana fuera de la clase resulta inadecuado.
La relación entre el profesor y el alumno tiene la meta de la libertad. El maestro ayuda al alumno en la tarea más importante de su vida, que de llegar a ser, la de estar presentes por lo que es, el de la libertad definitiva.

10 -. Saber escuchar
El profesor debe tener la paciencia y la predisposición de escuchar a sus alumnos. Por dudas, compartir experiencias y hacer preguntas que pueden ser muy significativas para el que está aprendiendo. Si un maestro no te escucha no es un buen maestro.

12 -. Responsabilidad del Estudiante
Es la responsabilidad del estudiante la de la búsqueda concreta de un buen maestro, evaluando si sus anhelos e intereses son compatibles con los del profesor o maestro que han elegido. Con honestidad, humildad y conciencia plena llegaras a encontrarte con el maestro a tu medida.
Algunos profesores de yoga nunca hacen posturas delante de sus alumnos; puede ser una opción válida. Sin embargo, la mayoría prefieren mostrar las posturas en clase pues piensan que una breve demostración es preferible a una larga explicación. En estos casos, no suelen llegar hasta el límite y mantienen las posturas muy brevemente pues al contrario que en su práctica personal, la mayoría de las veces los músculos del profesor no están lo suficientemente calientes. Además, si en estos momentos habla para dar explicaciones, su mente se distraerá de la asana y correrá un cierto riesgo de lesión. Mostrar una asana en clase para enseñarla a los alumnos es muy distinto a practicar solo, dentro de una serie personal de posturas que se preparan y armonizan entre sí. Por tanto, en clase, el profesor debería mantenerse lejos de su práctica normal y si por casualidad alcanza su límite de elasticidad debería concentrarse y evitar hablar en esos momentos. Por otro lado, la práctica puntual de asanas en clase con sus alumnos, no debe eximir al profesor de practicar su sesión personal, especialmente si un día concreto tiene previsto dar varias clases seguidas.
EN DEFINITIVA: 
Nunca es igual practicar yoga solo que hacerlo con orientación. Un buen profesor de yoga te lleva de la mano con conocimiento pero sobre todo con inspiración, por este camino maravilloso de vitalidad, expansión de posibilidades, crecimiento interior y descubrimiento de este nuevo mundo es el yoga. ¿Qué hace a un buen profesor? Aunque cada uno es diferente, hay algunas características que tienen en común los mejores profesores que me he encontrado en la vida. A ellos, muchas gracias por ser luces en el camino.

  • Tiene experiencia en el yoga: más importante que el tener experiencia enseñando, es importante que sea un verdadero yogui. Se ha dicho que el mejor profesor es el mejor estudiante. Esto no quiere decir que deba ser muy flexible, o fuerte o atlético. Más que practicarse, el yoga se vive. La mejor manera de hacer una clase buena a compartiendo lo que hemos vivido nosotros mismos. Esto hace un profesor mucho más honesto y con la capacidad de establecer mayor empatía con los estudiantes. Por supuesto que estudiando los esquemas de las clases y aprendiendo de los libros enriquece y nos da estructura pero la experiencia como estudiante de yoga y como profesor es muy valiosa para que las prácticas sean más enriquecedoras, mucho más seguras, provechosas y divertidas. No se puede transmitir lo que no se ha experimentado. Busca alguien que viva el yoga por los poros, que te comparta su experiencia.
  • Tiene una formación robusta: esto quiere decir por lo general que esté vinculado a una escuela de la que tengas buenas referencias y, además, que tenga un certificado reconocido. Lo más parecido a esto es el Yoga Alliance, que aunque no es demasiado riguroso, tiene algunos estándares internacionales de calidad. Un profesor debe tener como mínimo una formación de 200 horas reconocida por el Yoga Alliance. Por supuesto que este es un parámetro occidental y que hay en muchas partes del mundo profesores que no tienen dichos certificados pero que tienen experiencia con grandes maestros y que han aprendido la tradición más auténtica. Pienso en muchos maravillosos profesores de India, por ejemplo. De manera que no todos tienen que formar parte de una organización internacional de yoga ni tener miles de títulos, aunque es un referente. La formación incluye una profundización filosófica y una búsqueda personal, no sólo una preparación en un método. 
  • Es amoroso y entregado: un yogui vive en el amor y un profesor de yoga fundamenta su enseñanza en él. Implica que tenga amor hacia lo que está haciendo, hacia sus estudiantes, hacia la tradición. Que le ponga el corazón a sus clases y que se pueda conectar con los alumnos. Que dé lo mejor de sí para que los alumnos se beneficien de una práctica armoniosa y bella. Que les transmita con su actitud lo que es el yoga. El amor nos hace estar al servicio del otro, comprenderlo y ser sensible a sus necesidades. Los profesores de yoga saben lo que sus estudiantes están experimentado, están siempre atentos y pueden sentir su esfuerzo, también. Aunque intentan llevarlos cada día un poco más allá, incitando a que relajen su mente y con ella su cuerpo, ayudando a profundizar en las posturas, intentando variaciones, superando miedos y límites mentales, siempre lo harán de una forma amorosa y confiada. La entrega quiere decir que una clase es una oportunidad para compartir un conocimiento universal y que el profesor no es más que un vehículo. Un buen profesor de yoga se desprende de su ego. 
  • Es positivo: no sabría cómo definirlo, pero hay profesores que brillan como el sol y esto hace que nos contagien de su visión positiva y entusiasmo. Es algo así como que el amor se extiende a la vida y celebran cada manifestación del absoluto, y cada paso de crecimiento, como algo maravilloso. Porque además de tener esta entrega y sensibilidad para hacernos sentir protegidos y en un lugar de tranquilidad, también es importante que nos haga sentir felices y motivados. Los profesores de yoga que más me han gustado se sienten bien en su propia piel y nos hacen sentir lo mismo. Nos hacen amar nuestra práctica, fluir con la vida y amarnos a nosotros mismos en el proceso. Un profesor de yoga debe tener una muy buena energía, que nos haga sentir cómodos y felices y esto se relaciona con una buena actitud, con una vida consciente y con un pensamiento lindo.
  • Es una inspiración: el papel del profesor de yoga no es ser un gurú espiritual, pero sí es una figura que nos enseña más allá de unas posturas. No tiene que ser un iluminado, pero sí tener algo de sabiduría para compartirnos y hacernos querer ser un poco mejores. Esto comprende las características anteriores, es decir que sea amoroso y positivo, pero también que tenga un poco de la dulzura del universo y que esté en un plano un poquito más elevado. Que tenga una energía positiva que nos eleve y contagie, y que nos haga sentir un poco más desprendidos y libres, más cerca de nuestro ser infinito, con mucho amor para dar y motivos para bailar.


" En aquellos, en quienes el conocimiento interior ha disipado la ignorancia, brilla la sabiduría como un sol naciente ".
Bhagavad Gita V-16
Un buen profesor sabe adaptar el yoga a la gente, y no intenta adaptar la gente al yoga.
Krishnamacharya
FUENTE: http://www.yoga-abode.com/node/1310
http://www.elephantjournal.com/2011/12/how-to-find-a-good-yoga-teacher-12-suggestions/
 



4 comentarios:

  1. Hermosa historia!!! Gracias por compartir

    saludos y bendiciones desde México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIASSSS BETTY!!! UN BESO ENORME DESDE ARGENTINA....

      Eliminar
  2. Excelente y amplia explicación de lo que debe ser un buen maestro de Hatha Yoga , agradezco compartir su Blog con estas enseñanzas que me serán de mucha utilidad .

    ResponderEliminar