jueves, 1 de septiembre de 2011

RECETAS VEGETARIANAS: Quiche de tomates con mozzarella


TODO SOBRE EL DELICIOSO TOMATE
Esta jugosa hortaliza, estrella de las ensaladas de verano, aporta nutrientes de gran poder antioxidante que protegen frente al cáncer y potencian la salud. Fue llevado a Europa desde América por los conquistadores y se lo conocía como “La Manzana del Amor”. No era utilizado en la cocina tradicional europea por el temor que fuese venenoso, se lo tenía como adorno. Esto cambió al tener noticias que en América formaba parte de la alimentación del pueblo.
Su color rojo intenso, es debido al licopeno, un pigmento antioxidante que protege frente a varios tipos de cáncer, enfermedades cardiacas y degenerativas.

En el tomate maduro, el licopeno representa más del 80% de los carotenos, seguido del betacaroteno, con un 5%, el fitoeno o el fitoflueno. El licopeno no se convierte en vitamina A como el betacaroteno, pero su consumo es recomendable por su destacado efecto antioxidante: protege las células de los radicales libres responsables de la degeneración de los tejidos que lleva a las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el envejecimiento prematuro.

El licopeno tiene afinidad por determinados tejidos del cuerpo humano. Tiende, por ejemplo, a concentrarse en la próstata, lo que explica que ayude a prevenir el desarrollo del cáncer en este órgano. Un estudio realizado en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) durante seis años reveló que el consumo de un mínimo de diez raciones semanales de tomate o productos derivados reducía en un 45% las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata. Además, el licopeno mejora la resistencia de la piel frente a la radiación solar cancerígena y disminuye la incidencia de los tumores de boca, cerebro, cuello, mama, pulmón, estómago y colon.

También se relaciona con la prevención de la degeneración macular –principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años–, los trastornos de las vías urinarias y las enfermedades neurológicas como el Parkinson y el Alzheimer.
El tomate es un aliado del corazón por varias razones. El licopeno reduce el colesterol LDL o «malo», que produce arteriosclerosis, por lo que comer tomates contribuye a reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares. También se ha descubierto que en la gelatina que rodea las semillas existe un componente que, sin ser antioxidante, también reduce el daño ocasionado por los radicales libres. Se conoce como «factor del tomate P3» y previene la formación de trombos en las arterias y, por tanto, complicaciones cardiovasculares como el infarto de miocardio.

Datos nutrición de 1 tomate mediano (148 g )
Difrusa
Calorías.35 Total Carbohidr. 7g2%
Calorías de grasa10 Dieta Fibra 1g4%
Total Grasa 1g2% Azúcar 4g
Grasa Saturada 0g0%Proteína 1g
Colesterol 0mg0% Vitamina A15%
Sodio 5mg0% Vitamina C 35%
Calcio0% Hierro2%
El Tomate contiene:
  • Rico en Vitaminas C y A,
  • Vitaminas grupos B, PP y K.
  • Minerales: Fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio.
  • Bioflavonoides
  • Licopeno
  • Altas propiedades antioxidantes y por tanto un excelente aliado contra el cáncer.
 
Beneficios y propiedades:
  • Resistencia a las infecciones.
  • Vista (vitamina A)
  • Prevención de cardiopatía
  • Hipertensión.
  • Sistema crecimiento muscular y nervioso.
  • Antinflamatorio y cicatrizante (uso tópico)
  • Diurético.
  • Hay otras propiedades no contrastadas pero que le han sido atribuidas, como su poder afrodisíaco.
    tomate


CURA CON TOMATES: Podemos hacer una cura con tomates de vez en cuando, por ejemplo cada 6 meses y de esta manera nos libraremos de varios problemas físicos que sobrevienen por falta de algunas vitaminas o pesadez en la sangre por intoxicaciones con otros alimentos.
 Se toman diariamente de 3 a 5 vasos del jugo de tomates y observar una dieta equilibrada, sana y natural durante 10 días. El jugo de tomates puede tomarse a la mañana, a la tarde y a la noche una hora antes de comer. Se puede en estos días limitar la cantidad de frituras a su mínima expresión y comer mucha cantidad de hierbas en estado natural. No mezcle frutas con verduras, trate de comerlas separadamente una hora antes o después de las comidas principales.

Sabor y frescor en la mesa
El tomate es una de las estrellas de la cocina mediterránea, pues puede emplearse en todo tipo de platos, ya sea en sólido o líquido, en crudo o cocido, en salado o dulce. En ensaladas, en sopas frías, como el gazpacho y salmorejo, o bien frotado en el pan y aliñado con aceite de oliva, se convierte en un compañero extraordinario.
Además de tomarse en crudo, el tomate es esencial en sofritos y rellenos, salsas para pasta, y resulta exquisito preparado al horno, al vapor o en forma de milhojas.


 RECETA: "Quiche de tomates con mozzarella"

Ingredientes (6 personas):
1 tapa de masa integral o de harina común
500 grs. de queso mozarella
6 tomates
Media taza de queso gruyere rallado
Morrones y aceitunas a elección
Sal, pimienta,oregano, perejil.  


Preparación:
Precalentar el horno a 180°C (termostato 6).
Lavar y partir los tomares en rodajas.
Extender en un molde de pizza la masa de tarta
Cortar la mozzarella en láminas.
Colocar los tomates partidos encima de la mozzarella.
Agregar los morrones en rodajas y poner las aceitunas
Salpimentar, agregar el oegano y el perejil.
Espolvorear de gruyère rallado.
Meterlo en el horno entre 45 minutos y 1 hora

 
FUENTE:  http://www.ecoportal.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario