viernes, 19 de agosto de 2011

CUANDO MEDITAR

EL MEJOR MOMENTO PARA MEDITAR
Para la inmensa mayoría de las personas el mejor momento para meditar es por las mañanas, justamente después de despertarse y por las noches antes de irse a la cama, pero la meditación puede realizarse en cualquier momento y en cualquier lugar dondelogres estar en silencio y donde puedas interiorizarte.
Proponte meditar todos los días, al principio trata de meditar de 15 ó 20 minutos dos veces al día y gradualmente podrás aumentar el tiempo, pero no vayas más allá de tu capacidad de gozar de cada meditación. Un enfoque profundo es mucho másimportante que ir únicamente aumentando la cantidad de tiempo. A medida que vayas progresando, es natural que desees meditar más tiempo y cuanto más medites, más querrás meditar.
Elige el momento que sea más conveniente para tu meditación, la regularidad es el factor más importante, elige un periodo de tiempo en el que puedas ser constante. Crear el hábito de meditar es lo principal y más importante al principio.
Aquellos que mediten al levantarse pueden beneficiarse de una tecnica muy efectiva para centrar la mente y es el "ponerse" en respiración yóguica (inspiración más profunda y expiración algo más lenta que la espontanea) apenas cobramos conciencia al despertar.
De este modo nos levantamos y pasamos por el baño sin abandonar la respiración yóguica hasta que nos sentamos a meditar, donde la continuamos como parte de nuestra técnica, lo cual hará la meditación más fácil porque la empezaremos con la mente ya centrada.
Existe un período llamado brahmamuhurta que se extiende entre las 4.00 y las 6.00 AM (hora solar que en invierno sería de 5.00 a 7.00 y en verano de 6.00 a 8.00) durante el cual la meditación es especialmente efectiva, ya que el esfuerzo de concentración es notablemente menor, con lo cual conseguimos mejores meditaciones con menor esfuerzo.
Para la mayoría de las personas las primeras horas de la mañana y la noche son los momentos en que no tienen tantas responsabilidades y pueden controlar mejor el tiempo. Estos momentos son importantes también por otras razones, por la mañana la mente está más calmada, aún no está ocupada en la agitación del día. Justamente antes de dormirse es más fácil reprogramar la mente subconsciente, donde tienen sus raíces los hábitos. También en este período los pensamientos de las personas que nos rodean están más calmados y nos afectan menos. Es mejor esperar media hora después de comer (y hasta tres horas después de una comida pesada), de esta forma no habrá competencia por la energía entre la digestión y la meditación.
A mucha gente le gusta meditar antes de almorzar o inmediatamente después de trabajar; al meditar a estas horas se rompe el ciclo de interminables actividades y uno consigue centrarse de nuevo con más facilidad.
Meditación en la vida diaria
Sentarse con los ojos cerrados es la forma más conveniente al principio para controlar el vagabundeo mental. No obstante, cuando empiezas a saber, incluso solo un poco, cómo ejercitar este control sentado inmóvil en meditación, puedes continuar haciéndolo mientras paseas, permaneces de pie o llevas a cabo cualquier actividad normal.Esto se lleva a cabo dividiendo tu atención en dos, utilizando una parte para la meditación interior y la otra para las actividades rutinarias.
 Descubrirás que, contrariamente a lo que parece, tus actividades diarias se llenan mucho más de sentido y son más eficientes. La meditación que interioriza y el subsiguiente estado de tranquilidad proporcionan un soporte energético y dotan de sentido tu actividad exterior.
Si la meditación no conlleva una relación con la vida diaria, ¿qué puede tener de positiva? Una meditación que ignore la sociedad no tiene sentido y no es buena para nadie. Meditar en medio de la actividad significa traer todo el mundo a tu meditación.
La auténtica práctica de meditación no tiene nada que ver con sentarse en un lugar tranquilo o no, cerrar los ojos o no, estar en soledad o no.
La meditación en medio de la actividad es incomparablemente superior al acercamiento silencioso. Este tipo de meditación realmente produce una transformación interior significativa y conduce a la iluminación. Por supuesto, meditar en medio de distracciones es inicialmente mucho mas difícil —con pocas compensaciones a corto plazo— que sentarse en soledad y quietud. No obstante, si deseas que la elevada conciencia de la meditación sea parte de tu vida, entonces deberás meditar en todo momento durante tu vida ordinaria; deberás permanecer internamente en meditación, sin importar lo que hagas externamente.
A menudo sentirás que no obtienes nada con la práctica de la meditación en medio de la actividad, mientras que el acercamiento en soledad proporciona rápidos e inesperados resultados. Pero ten la seguridad de que quienes practican únicamente
en soledad nunca entrarán en meditación en medio de la actividad diaria, que es el auténtico sentido de la meditación.
La meditación en soledad tiende a separar nuestra vida espiritual de nuestra vida ordinaria, y esto es solo esconderse de la realidad. Un auténtico yogui o yoguini (mujer que practica el yoga) no se esconde.
FUENTES: enseñanzas de Paramhansa Yogananda http://www.anandaespanol.org
· “Cómo iniciarse en la meditación” de J. Donald Walters. Editorial Oniro.
· “Cómo Meditar” de John Novak. Editorial Promexa.
.EL MISTERIO DE LA MEDITACION Yogadarshana – Yoga y Meditación (http://www.yogadarshana.tk) (http://www.abserver.es/yogadarshana/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario