viernes, 5 de agosto de 2011

SIRSHASANA

HABLEMOS DE SIRSHASANA...

     POSTURA SOBRE LA CABEZA

                         MI POSTURA FAVORITA
Sirshasana
(sirsha=cabeza) se ubica, en cuanto a su dificultad, entre las posturas sentadas y las posturas generales. Por un lado, ayuda a desarrollar la introspección y la concentración. Por el otro, brinda varios beneficios físicos directos, la mayoría de ellos resultantes de la acción inversa de la gravedad sobre el cuerpo. Se la llama a menudo LA REINA  de las posturas generales .Parece incrementar la tasa metabólica y hay que estar preparado para aumentar la ingestión de calorías cuando se practica regularmente por media hora o mas, un objetivo bastante pretencioso para un practicante novel pero no imposible para quienes trabajamos diariamente en las posturas.
No existe un objetivo clásico claramente definido para la duración en la postura sobre la cabeza. Lo importante es sentirse cómodo sobre la cabeza y no forzar nunca esa asana. Hay buenas razones para apuntar al menos a una hora en el largo plazo.
La fuerza en la parte superior del cuerpo ayuda en las fases iniciales pero no es muy importante para la duración. La postura sobre la cabeza es principalmente un ejercicio de equilibrio y de confianza. Hay dos posiciones principales para la postura sobre la cabeza. La primera, con las palmas de las manos en el suelo y los antebrazos perpendiculares al plano del piso, debe ser usada solo en las etapas iniciales, aunque a veces no resulta tan cómoda para algunos practicantes. La segunda, con los dedos

entrecruzados detrás de la cabeza y los antebrazos en el piso, debe ser usada para duraciones de mas de uno o dos minutos.



Si bien algunos maestros afirman que al comienzo es mas fácil equilibrarse usando la primera posición de brazos, distribuyendo el peso entre los brazos y la cabeza, y dirigiendo el equilibrio hacia el frente de la parte superior de la cabeza, a mi particularmente me resulto mas fácil aprender sirshasna ya con los dedos entrecruzados por detrás de la cabeza pero cada uno debe experimentar que les resulta mas confortable.
No se recomienda usar una pared para aprender a equilibrarse, pero también confieso que para adquirir confianza sirve como soporte siempre y cuando uno sepa que tarde o temprano deberá prescindir de la pared para experimentar realmente la postura sobre la cabeza. Comiencen aprendiendo a equilibrarse con las rodillas sobre sus codos y su cuerpo tan derecho como sea posible. Aprender a equilibrarse en la media postura es fundamental. Después, aprendan a elevar ambas piernas juntas, lentamente, mientras aun están dobladas. Finalmente, extiendan las piernas y equilıbrense.

Una vez que puedan mantener el equilibrio confortablemente por alrededor de un minuto, comiencen a usar la segunda posición de brazos.
Para elevarse, acerque los pies a la cabeza tanto como les sea posible y mantengan el tronco derecho. No impulsen sus piernas. Elevenlas juntas lentamente, mientras mantienen el equilibrio. Como antes, primero eleven sus muslos mientras sus piernas están aun dobladas, después extiendan las piernas. Con el tiempo, aprendan a equilibrarse mas hacia la parte posterior de su cabeza e intenten poner menos y menos peso en sus brazos. Eventualmente, todo el peso debería estar en la parte superior de la cabeza; los brazos deberían usarse solo para mantener el equilibrio.


Con el tiempo, experimentaran una sensación de ligereza y sentirán que pueden mantenerse en esa posición por muchísimo tiempo sin peso, sin esfuerzo y en estado meditativo ayudados por la respiración lenta y profunda. Nunca inicien una posición sobre la cabeza desde una posición de pie, o viceversa. Acuéstense antes y después, también se puede usar la posición del niño que es muy efectiva para entrar y salir de la postura.Algunos yoguis prefieren hacer largas relajaciones después, pero esto no es necesario cuando se esta practicando la postura sobre la cabeza por unos pocos minutos. Hay algunas posturas ligeramente diferentes, que ayudan a descomprimir las vertebras cervicales. Una de ellas debería ser usada despues de la postura sobre la cabeza y antes de la relajación.
La postura sobre la cabeza, debe ser desarrollada gradual y sistemáticamente, es muy tentador tratar de hacer sirshasana en los primeras semanas de practica pero hay que respetar las limitaciones del cuerpo...recordemos que el yoga no es solamente una practica física!!! No incrementen la duración hasta que hayan podido mantener la duración anterior por al menos un mes casi todas las veces.
Personalmente he cometido el error de querer mejorar rápidamente en el tiempo de permanencia y tuve mareos desagradables que me enseñaron que no hay que ir mas allá de lo que el cuerpo permite...paciencia y practica diaria harán todo el trabajo y sin que se den cuenta ya estarán durante 5 minutos o mas sobre la cabeza...lo digo por experiencia!!!

Cuando estén practicando por mas de cinco minutos, su respiración debe ser lenta y regular. Si esta respirando muy rápido o sudando profusamente, es el momento de descender. Otros dos aspectos que son muy importantes para largas estancias
sobre la cabeza son la alineación y el acolchado, una manta doblada sera suficiente para poder permanecer sin dolores. Si es posible, practiquen frente a un espejo que abarque su largo total, hasta conseguir el dominio de las asanas es una ayuda para ver como lo estamos haciendo.
                                                         

Y A PRACTICAR!!!...


                                                                                                                  VIVIANA CORTES

REPASEMOS ENTONCES:

Las posturas invertidas provocan mayor de flujo de sangre al cerebro. Esto hace que el aumento de oxígeno, nutrientes y vitalidad que proporciona energía a la mente, claridad de pensamiento y la facilidad de concentración.

El aumento del flujo de sangre a la cabeza estimula la glándula pituitaria, considerado como el "glándula maestra", el control de la función del sistema endocrino, incluyendo la tiroides, la glándula suprarrenal, los ovarios y los testículos, entre otros. Estas glándulas, a su vez regulan el metabolismo, el crecimiento, la presión arterial, la sexualidad y otras funciones fundamentales del cuerpo.
Tiene un profundo efecto sobre la ansiedad y otros trastornos nerviosos
La posición final (sirsasana) requiere que los músculos del cuello, hombros, brazos, espalda y abdomen a ser activos, que fortalece y revitaliza todo el cuerpo. La inversión cambia el efecto de la gravedad sobre el cuerpo, que tiene un efecto importante en la circulación sanguínea en las piernas y la cabeza; aumenta la presión sobre el diafragma que ayuda exhalación profunda para expulsar los gases residuales y las bacterias de los pulmones y puede aliviar los efectos diarios de la gravedad sobre la columna vertebral...entre otros beneficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario