sábado, 13 de agosto de 2011

YOGA PARA EMBARAZADAS

El yoga durante el embarazo
No solo ayuda a mejorar la flexibilidad de la mujer como también podrá beneficiarla en el momento del parto.
 La expectativa de tener un bebé y el poder tenerlo muy bien guardado en la panza, es una sensación muy estimulante para muchas mamás. Las mamás deben cuidarse para que su bebé crezca sano pero no debe olvidarse de equilibrar los placeres con las necesidades. Las mamás deben cuidar de su cuerpo, de su mente, y protegerse para recibir, linda y relajada, al bebé que esta por nacer.
Para tratar problemas muy comunes durante el embarazo, como la hinchazón, las manchas, las estrías, y los dolores de espalda y de piernas, es recomendable que la mujer embarazada conserve la elasticidad de su cuerpo. La práctica de un ejercicio físico le será de gran utilidad en todos los sentidos. Entre los ejercicios más recomendados por los médicos, el yoga es el que está despertando más intereses por los beneficios que ofrece a las mujeres durante el embarazo.


Ventajas del Yoga Pre NatalLos médicos normalmente recomiendan a las futuras mamás caminar o realizar algunos ejercicios orientados a su estado. El yoga es una alternativa que está siendo cada día más considerada por las mujeres embarazadas. Es técnica efectiva y gratificante, y no solo ayuda a mejorar la flexibilidad de la mujer como también podrá beneficiarla en el momento del parto.


- Proporciona y conserva la elasticidad al cuerpo
- Mantiene la agilidad muscular
- Aumenta las posibilidades de un parto natural y una rápida recuperación
- Relaja la mente y la mantiene tranquila y equilibrada
- Ayuda y controla la respiración y la circulación
- Evita la ansiedad
- Refuerza la postura
- Fortalece la columna
- Ayuda a solucionar problemas como la hinchazón de pies y piernas, dolores de espalda, etc.
- Hace con que la mujer se sienta más segura
- Mejora el humor
- Ayuda a que la mujer tenga mejor digestión
- Favorece al sueño
- Quita el estrés y ameniza el cansancio


Las clases de yoga
La futura madre podrá empezar con las clases de yoga al tercer mes de embarazo. Existen centros donde hay clases de yoga especialmente orientadas a las mujeres embarazadas que desean preparar su cuerpo y mente para recibir a su bebé. Las clases se dan en niveles distintos, según el conocimiento que tenga la futura mamá acerca del yoga. Para asistir a las clases de yoga se aconseja el uso de ropa ligera y holgada, y la no ingestión de alimentos por lo menos en las dos horas antes de la clase. La futura mamá aprenderá a aceptar mejor sus cambios físicos y emocionales, a respirar adecuadamente, a relajar las tensiones, y ganará mucho en energía, en tranquilidad y vitalidad, a través de los estiramientos, los ejercicios de respiración, y la meditación. Lo ideal es practicar el yoga por lo menos dos veces a la semana.


Los ejercicios de respiración evitan que contraigas tus músculos en el momento de las contracciones dolorosas cuando tu bebé vaya a nacer. La relajación en todos los músculos facilita el progreso natural del trabajo de parto y en consecuencia el mismo es mucho más corto y menos doloroso.
¿Qué precauciones debo tomar?
Como habíamos dicho anteriormente, los ejercicios de elongación ayudan a tonificar los músculos y a flexibilizar las articulaciones, pero debes tomar ciertas precauciones ya que existen posiciones y movimientos que no son recomendados si estás embarazada. Te detallamos lo que debes tener en cuenta:
• Disminución del flujo sanguíneo al útero
Evita las posiciones en donde tienes que estar recostada boca abajo por mucho tiempo, ya que esta posición disminuye el flujo sanguíneo hacia el útero y esto no se recomienda después del primer trimestre.
• Desgarros abdominales
Durante el embarazo se libera una hormona llamada relaxina que permite el crecimiento uterino y la relajación de todos los músculos y articulaciones, por lo que se recomienda evitar aquellos movimientos que elongan los músculos abdominales demasiado ya que podrías sufrir un desgarro.
Consejos para cada trimestre del embarazo
• Primer trimestre
Toma mucha agua para evitar la deshidratación, antes, durante y después de cada clase. Respira profundamente mientras practicas los ejercicios de elongación. Si ya practicabas yoga recuerda que ahora estás embarazada y que tendrás que bajar un poco el ritmo de tus ejercicios.
• Segundo trimestre
Cuando vayas a cambiar una posición de yoga recuerda de hacerlo muy lentamente y con cuidado, ya que podrías perder el equilibrio debido al aumento de peso y al crecimiento uterino. Tampoco te sobreexijas, si no puedes respirar profundamente o te agitas no continúes.
• Tercer trimestre
En esta etapa necesitarás apoyarte contra la pared o una silla ya que tu panza y tu peso es mucho mayor. Recuerda que una caída importante podría lastimar tanto a ti como a tu bebé. En resumen, el yoga es uno de los ejercicios más recomendados por los médicos obstetras y que puedes realizar a lo largo de todo tu embarazo, tomando sólo algunas precauciones.











AQUÍ TE DEJO ALGUNAS RUTINAS DE EJERCICIOS...



FUENTE: www.guiainfantil.com 
               www.babysitio.com
LIBROS RECOMENDADOS:






No hay comentarios:

Publicar un comentario