lunes, 22 de agosto de 2011

QUE ES UN ASHRAM

ASHRAM: COMUNIDAD ESPIRITUAL
La palabra ashram o ashrama se deriva del término sánscrito “shrama”, que significa “ejercicio religioso” o del término “aashraya”, que significa protección.
Un Ashram es una comunidad espiritual, propia del hinduismo, en la que convive un guía espiritual junto a sus discípulos. Los ashrams son fundados por maestros espirituales que congregan a un conjunto de personas para vivir centrados en Dios y su voluntad. Estos maestros son servidores de Dios que fundan estas comunidades sin otro fin que el contar con un lugar de paz en el que se pueda servir a Dios.




Los ashrams han sido un poderoso símbolo a través de la historia y teología hindú. Un Ashram es como una ermita o santuario hindú, donde los sabios viven en paz y tranquilidad en medio de la naturaleza. El ashram, denota un lugar de refugio, especialmente retirado de la vida urbana, donde las disciplinas espirituales y yóguicas son el objetivo. Los ashramas a menudo se asocian con una figura central de enseñanza, un gurú, que es el objeto de adulación de los residentes del ashram.
En un ashram viven varias personas y todas pueden aportar para mejorarlo, sin embargo, es el maestro espiritual, o bien su representante, quien toma las decisiones más importantes y tiene la última palabra en caso de que se gatille algún tipo de conflicto.
   Como toda comunidad, en los ashrams existen reglas que deben cumplirse y para poder vivir en alguno de ellos es necesario respetar todas sus normas.
Además, al ser un ashram también un centro de estudios, los estudiantes deben contribuir con esfuerzo a agradecer todo aquello que se les entrega, como ropa, alimentos y conocimientos.
 En estos lugares se enseñan los contenidos de importantes libros que hablan de la autorrealización, como los Vedas, los Upanishads, el Bhagavat Gita y el Srimad Bhagavatam.
También está permitido realizar visitar temporales a los ashrams, y quienes lo hacen, escuchan junto a los estudiantes las clases de personas devotas y ejemplares, además de estudiar los libros ya mencionados, con lo que aprenden a vivir a vivir en paz, a través de la meditación y otras prácticas contemplativas.
 Debido a la devoción de sus miembros, es usual que los ashrams sean lugares muy artísticos y hermosos, llenos de lindas piezas de decoración y de meditación, que hacen de ellos lugares muy atractivos para muchas personas, donde encuentran momentos de paz y de conexión con el mundo y su naturaleza, ya que además de la devoción a Dios, en los ashrams se promueve el amor espiritual hacia todos los seres, incluyendo las plantas y los animales, quienes merecen un tremendo respeto por la comunidad.
 Tradicionalmente, los ashramas se encuentran lejos de los asentamientos humanos, en los bosques o las regiones montañosas, en medio de refrescantes entornos naturales propicios para la instrucción espiritual y la meditación.
Los residentes de un ashram regularmente realizan ejercicios físicos y espirituales, tales como las diversas formas de Yoga. Otros sacrificios y penitencias, tales como Yajnas también se realizaron. Muchos ashrams también sirvieron como Gurukuls o escuelas residenciales para los niños.

 Emperadores hindúes hasta la época medieval, han tenido a un sabio que asesoraba a la familia real en asuntos espirituales, o en tiempos de crisis, el cual era llamado el “rajguru”, que literalmente se traduce a “profesor real”. Un cansado rey asisitiendo al ashram de su gurú, para encontrar consuelo y tranquilidad, es un motivo recurrente de muchas leyendas de la antigua India.


En la épica hindú Ramayana, los príncipes de la antigua Ayodhya, Rama y Laxman, iban al ashram de Rishi Vishvamitra para protegerse de los demonios-emisarios de Ravana. Después de demostrar su valor, los príncipes recibían instrucción marcial de los sabios, especialmente en el uso de armas encantadas, llamado Divyastras (sánscrito Divya: Encantada + Astra: Misiles de armas.
El término sánscrito ‘astra’ que significa de misiles de armas, como una flecha; es lo opuesto a ‘shastra’, que significa arma de mano). En el Mahabharata, el Señor Krishna en su juventud, iba a al ashram de Sage Sandiipanii, para adquirir conocimientos tanto intelectuales como espirituales.
 Los más notables ashrams del siglo 21 en la India, son los siguientes:

 El Sabarmati Ashram en Ahmedabad que sirvió como sede de Mahatma Gandhi en la larga lucha por la independencia de la India.
 El Aurobindo Ashram, fundado en Pondicherry por el revolucionario bengalí convertido en místico-hindú Aurobindo Ghosh.
 El Ashram de Sant Sri Asaramji Bapu a orillas del río Sabarmati en Ahmedabad, en el estado de Haryana en la India, fundado en el 1918.
 El Dayaram Ashram que se encuentra en Nanadiya aldea de Gujarat.
 El Ashram de Swami Sivananda en Rishikesh en el Himalaya.
 El Ashram de Swami Satyananda en Bihar.
 El Ashram de Ramana Maharshi en Tiruvannamalai.  

 Un ashram es un lugar de meditación y enseñanza hinduísta, tanto religiosa como cultural, en el que los alumnos conviven bajo el mismo techo que sus maestros.
En los ashram se suelen impartir clases de meditación y pueden realizarse también talleres y cursos de terapias orientales. Además son el lugar donde deben vivir los sannyasis o , hinduistas que han decidido retirarse de la vida mundana y que no viven en un punto fijo, sino que van de áshram en áshram.

Su funcionamiento es parecido al de los monasterios en la Edad Media ya que funcionan a la vez como lugar de retiro, hospedería, comunidad, escuela y dispensario público.
A los ashram puede acudir cualquier persona, sin importar su creencia o casta, a aprender o escapar del caos del mundo y normalmente la estancia en los mismos es gratuita o muy barata, lo justo para sufragar los gastos de manutención, por ello y a pesar de la falta de lujos y de que la vida en el ashram está regida por un horario fijo algo duro, los ashram son lugares muy visitados tanto por occidentales como por hindúes.
En los ashram es normal ver sannyasis o sadhus, hinduistas que han decidido retirarse de la vida mundana y que no viven en un punto fijo, sino que son ascetas que buscan el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación, a los que normalmente se puede reconocer por el color anaranjado de sus ropas.
Los sadhus peregrinan por el país, sin nada más que lo puesto, recibiendo comida y cobijo de la gente, templos y ashrams, aunque muchas veces pasan una temporada (que puede ser de varios años) meditando en cuevas.
Además, en los ashrams suele haber swamis, título honorario que se les otorga a maestros de diferentes doctrinas (darshanas) que cultivan, por ejemplo el yoga, o bien a maestros espirituales que no son religiosos.

En general, los ashrams son lugares en los que uno puede aprender y suelen estar situados en parajes preciosos, pero además sirven para escapar del caos del mundo, descansar, encontrarse a sí mismo...
En particular este ashram que visitamos nosotros era un centro de estudio de yoga, donde se imparten cursos en los que puedes lograr el título de profesor de yoga, y en el que hay bastantes occidentales, por lo que la comida es bastante buena y no demasiado especiada y los servicios son bastante cómodos, ya que hay camas en dormitorios comunales, cosa impensable en un ashram puramente hindú.
 FUENTE: http://www.sivananda.org
Sivananda Ashram Yoga Camp-673, 8th Avenue. Val Morin, Quebec. Canada J0T 2R0 . Tel: 819 322-3226 or 1 800 263-9642 (Canada) .1 800 783-9642 (USA) .Fax: (819) 322-5876 -E-Mail: HQ@sivananda.org
http://diariodeyaiza.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario